La Rioja

Malestar entre los trabajadores de Tuc Tuc: «Esto parece un mercadeo»

Desde que el pasado mes de abril la empresa Tuc Tuc presentara un concurso de acreedores, las noticias de posibles compradores y despidos no han dejado de aparecer. Este martes, el Comité de empresa de TUC TUC ha mostrado su malestar e indignación, tanto con la empresa como con el posible comprador, de la misma la empresa Nath.

Este sábado, Tuc Tuc envió al Comité un listado con 36 trabajadores que se quedaban en la planta Lardero, tras lo que se comunicó a la empresa que «necesitábamos el listado completo de todos los trabajadores de la plantilla con los que se quería contar».

Por parte de la gerencia de Tuc Tuc respondieron que era el único listado que tenían en ese momento. Tras esto, este lunes «se filtró dicho listado a algunos medios de comunicación y, por parte de directivos, se fue llamando a trabajadores para comunicarles que no se contaba con ellos ya que no se encontraban dentro de esa lista».

Además, el Comité explica que se producen estos hechos cuando realmente el proceso de compra no se ha cerrado y permanece abierto el plazo hasta este miércoles para que otras empresas puedan presentar sus ofertas.

«Entendemos que no se puede permitir dichas actuaciones cuando no se trata de un listado oficial ni definitivo. Parece tiempo de antaño donde existía el mercadeo de trabajadores. En las entrevistas individuales que ha estado realizando el comprador con los trabajadores les trasladaba que debían bajarse el salario y modificar la jornada laboral en calendario».

Los trabajadores han recalcado que dentro el auto del juzgado de Barcelona de 19 de junio 2020 en el punto para el procedimiento de venta de la unidad productiva, se considera requisito imprescindible para que la oferta sea considerada como oferta válida, el mantenimiento de las condiciones laborales y económicas actuales de los trabajadores subrogados.

«No comprendemos la actuación de Tuc Tuc y del único ofertante en este momento, Nath. No dejan de crear incertidumbre y malestar dentro y fuera de la plantilla. Y por supuesto, lo consideramos una irresponsabilidad cuando todavía no hay compra efectiva y sigue abierto el plazo para ello por parte de otros posibles compradores».

Subir