La Rioja

La mitad del alojamiento en Logroño pertenece a pisos turísticos: 3.300 plazas

La concejala de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo, Esmeralda Campos, ha explicado este jueves en el Pleno ordinario del mes de julio los avances en la redacción de la nueva Ordenanza Municipal para regular el marco legal en el que operan las viviendas de uso turístico en Logroño.

Para su redacción se han tenido en cuenta las líneas estratégicas de esta legislatura en cuestiones de desarrollo urbano sostenible, así como el modelo de ciudad al que aspira este Equipo de Gobierno, no solo desde un punto de vista turístico, sino también desde un punto de vista de convivencia y de calidad de vida de toda la ciudadanía.

“Hemos elaborado un estudio inicial para poder analizar la situación antes de tomar ninguna decisión. A raíz de este estudio hemos conocido que en febrero, justo antes del confinamiento, en Logroño había 575 viviendas de uso turístico, con un número total de plazas estimado de 3.295, lo que supone un 49,53 por ciento de las plazas de alojamiento totales existentes en nuestra ciudad. Tendremos que actualizar estos datos tras analizar las consecuencias de la Covid-19, pero nos dan una fotografía muy cercana», ha añadido Campos.

En el marco de este contexto de estudio, se han geolocalizado todas las viviendas para conocer el grado de concentración o dispersión de las mismas en las diferentes zonas de Logroño, lo que permitirá abordar distintas regulaciones dependiendo de las zonas y en caso de que fuera necesario. La mayor parte de estos se sitúa en el Casco Antiguo de la ciudad.

Asimismo, los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Logroño están a la espera de conocer las sentencias dictadas por el Tribunal Supremo por los recursos interpuestos a Ordenanzas que afectaban también a este tipo de alojamientos en ciudades como Madrid y San Sebastián.

«Tanto desde el Gobierno de La Rioja como los técnicos del Ayuntamiento de Logroño nos han comunicado que lo más prudente sería esperar a conocer las resoluciones de estas sentencias para cerrar la redacción final de la nueva Ordenanza Municipal amparada por la ley y ecuánime con todos los agentes implicados en la misma», ha añadido la edil.

Finalmente, antes de llevarla a Pleno para su votación, y siguiendo la línea del diálogo público-privado, el Ayuntamiento de Logroño abrirá un periodo de alegaciones y aportaciones, no solo con el resto de grupos políticos municipales, sino también con el sector hotelero y con los propietarios de viviendas de uso turístico, con quienes ya se han mantenido encuentros a través de la asociación ARVUTUR, con la finalidad de que sea una Ordenanza lo más consensuada posible.

Subir