Deportes

Kilian Cruz enfría los ánimos futboleros: «La situación actual no es proclive a multitudes»

El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño, Kilian Cruz-Dunne, ha lanzado este lunes un importante jarro de agua fría a las expectativas de los aficionados de la UD Logroñés. Si estos pretendían realizar algún tipo de ‘fan zone’ o colocar pantallas gigantes, el concejal ha rebajado la euforia en el programa ‘Hoy por Hoy’ de Radio Rioja (Cadena SER).

Preguntado por un oyente en su habitual espacio de los lunes y con ciertas evasivas, ha sido claro al respecto. «La situación actual no es proclive a multitudes, agrupaciones y grandes masas de personas en una celebración de estas características a la hora de visionar el partido».

¿Y una fiesta si hay ascenso? «Lo primero es ganar el partido. A partir de ahí, estudiaremos qué actuaciones institucionales y populares se pueden llevar a cabo. Seguimos en un estado de crisis sanitaria y debemos evitar las aglomeraciones y las multitudes. Ojalá se produzca esta buena noticia y un avance para nuestro deporte, pero seamos cautos y sensatos a la hora de las celebraciones si las hubiera».

El discurso de Cruz-Dunne choca con lo conocido el pasado viernes y los rumores de la ciudad. El gerente de la UD Logroñés, Miguel Isasi, desvelaba los contactos con el consistorio para convertir ese día en una fiesta: «Hace dos meses, me llamó Rubén Antoñanzas (concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Logroño) para preguntarnos qué podíamos hacer. Desde ese momento, trabajamos en varias posibilidades».

Falta de apoyo

Si bien esta decisión puede ser difícil de entender por el aficionado, tiene su explicación en base a la pandemia de COVID-19. Lo que resulta más incomprensible es que el consistorio no haya movido ficha pese a la cercanía de un día que puede ser histórico: 18 de julio. Por ejemplo, sobre si colgará la bandera del club como símbolo de apoyo institucional. «Podemos buscar alguna fórmula, aunque ahora mismo se trata de animar al equipo», ha indicado Cruz-Dunne.

Quizá, sólo quizá, alguien debería pensar en el Ayuntamiento de Logroño que en un momento como este, con la ciudad a solo noventa minutos de volver al fútbol profesional, las respuestas no pueden ser las evasivas y el apoyo debe ser más contundente. «Cifras mágicas para un día mágico», ha declarado Cruz-Dunne en relación a los 20 días que faltan para el duelo, las dos décadas de ausencia del profesionalismo en La Rioja y el año 2020. Sería bonito si la máxima autoridad municipal también se sumara de forma más directa.

Subir