Deportes

SD Logroñés-Arnedo: el deber blanquirrojo frente a la ilusión zapatera

Foto: CD Arnedo

Tras semanas eternas de confinamiento y mucha incertidumbre, el panorama se despeja para la SD Logroñés y el Arnedo (primero y cuarto clasificado del Grupo XVI). Ambos se enfrentarán en Las Gaunas, a puerta cerrada y a partido único en una promoción de ascenso muy atípica. Olvídense de esos viajes a la otra punta de España, así como de los preciosos ambientes en los campos riojanos.

El coronavirus ha simplificado todo al máximo: los blanquirrojos se cruzarán con los riojabajeños, mientras que el Varea (segundo) se medirá al Casalarreina (tercero). Ambos choques se disputarán el próximo 18 y 19 de julio. Los ganadores de estos cruces avanzarán a la final (25 de julio), cuyo vencedor ascenderá a la categoría de bronce. Si hubiera un empate al final de los 90 minutos, no se disputarán prórrogas o penaltis y pasará ronda el mejor clasificado.

Obligación frente a oportunidad

La SD Logroñés consiguió 70 puntos y fue el campeón de su liga, así que es el rival a batir. Albert Aguilá, su entrenador, se muestra con ganas: «El confinamiento ha sido duro y teníamos muchas ganas de volver a vernos. Tenemos ganas de poder jugar, ojalá fuera cuanto antes. Los jugadores han sido muy responsables y han venido muy bien físicamente». El técnico afirma que los suyos están en proceso de adaptación: «Recordar los aspectos técnicos y tácticos, no es lo mismo entrenar así que individualmente y sin tocar balón. Luego pensaremos en tareas específicas».

El bloque conoce bien a su rival, del que ha visto todos sus partidos durante la temporada: «Las referencias que tenemos son de hace cuatro meses, pero imaginamos que la idea general de juego será la misma. Tenemos que llegar preparados para competir bien ese día y estamos en el camino». Aguilá afirma que los jugadores ya conocen los automatismos y solamente tienen que recordarlos. «Salvo algunas pequeñas molestias normales, todos están bien, nada preocupante», concluye.

Fuente: SD Logroñés

Desde el otro lado de la barrera, Elías Tomé confía en dar la sorpresa. El cuadro riojabajeño logró colarse en la promoción de ascenso por primera vez en su historia y no tiene nada que perder: «Estamos muy ilusionados con el reto que tenemos por delante. Tenemos claro que no somos inferiores a nadie, ellos son los favoritos, pero nosotros tenemos nuestras opciones». En medio de unas circunstancias totalmente atíìcas, la plantilla continúa preparando este choque trascendental.

«Es un ambiente raro, yo creo que estamos pensando mucho más en otras cosas que en el playoff. Hay otros factores: jugadores que serán baja para jugar uno o dos partidos, aquí trabajamos todos, algunos no se podrán ir de vacaciones, otros piensan en sus opciones de fichar por otro equipo, otros clubes nos ofrecen jugadores y no sabes qué decirles, no sabemos si estaremos en Segunda B o en Tercera… Un día te dicen que a puerta cerrada, otro día que habrá 1.000 personas de público… nos vuelven locos e intentamos pensar solo en el balón, pero resulta imposible», analiza.

En el aspecto físico, afirma que sus futbolistas llevan entrenando dos semanas y «les falta todavía mucho». Asegura que la cuarentena solo ha posibilitado el trabajo físico y lamenta no poder recuperar la dosis de ejercicio aeróbico óptima: «Al equipo todavía le faltará un punto más en el momento que juegue el playoff».

Los jugadores del Arnedo celebran un tanto en Sendero

Fuente: CD Arnedo

Subir