ARTÍCULO PATROCINADO

El barrio que enamoró a Bretón de los Herreros: 300 bodegas y 300 años de historia

*Artículo realizado en colaboración con La Rioja Turismo

Allá por el 1700, cuando las uvas se transportaban en comportillos y La Rioja todavía no era la región vitivinícola por antonomasia, Quel se abría paso como una de las principales localidades productoras de vino en la región con sus 224 bodegas y las 50.000 cántaras de cubaje, «una bestialidad» para aquella época en la que la cosecha y elaboración eran costosas y lentas.

El emplazamiento protagonista, el Barrio de Bodegas de Quel, todavía sigue en pie con sus cerca de trescientas bodegas, aunque no todas guardan un perfecto estado de conservación. Por ello, desde hace algo más de un año, la Asociación de Amigos del Barrio con sus 110 diez socios trabaja con esmero y afán por revitalizar uno de los patrimonios históricos de la localidad.

«Ya lo decía el escritor queleño Manuel Bretón de los Herreros al hablar de que aquí había tantas bodegas como habitantes y es que realmente era considerado el centro de encuentro social del municipio cuando nadie sabía qué era un bar», recuerda el presidente de la Asociación del Barrio de Bodegas de Quel, Pedro Delgado.

Sus largos caños, muchos de ellos con más de 30 metros, con pisos llanos y distribuidas unas encima de otras en varias alturas hacen de este asentamiento de piedra arenisca ubicado en lo alto del monte cara a cara con el municipio uno «único en La Rioja».

Las tradicionales toberas empleadas para portar la uva hasta los lagos de las bodegas menos accesibles son algunos de los atractivos turísticos más representativos de estos caños. Con vistas al río Cidacos, el barrio de Bodegas de Quel es considerado como uno de los más antiguos de La Rioja según referencias del siglo XVI.

«No podemos echar a perder este tesoro arquitectónico y cultural, es parte de nuestra historia», recalca Delgado. Junto a él, solo otras cuatro personas mantienen la antigua funcionalidad de estas bodegas (elaborar vino para consumo propio), mientras que la mayoría de los propietarios las emplean como merenderos.

Quel ya es parte del referente enoturístico de Rioja Oriental con sus jornadas de puertas abiertas de julio y las enoexperiencias de septiembre, aunque este año toca reinventarse con el COVID-19. Delgado apunta que todas las regiones del Rioja cuentan con tesoros escondidos para riojanos y turistas.

Sin olvidar tampoco la herencia natural, como la sierra de Yerga y la sierra de la Hez que arropan al viñedo de esta comarca: «Rioja Oriental es un lugar que tiene mucho que ofrecer con nuestras propias particularidades y valor patrimonial».

*Descubre todas las bodegas que puedes visitar en La Rioja Turismo.

Subir