La Rioja

Gylda centra el Orgullo riojano en las mujeres trans

«Hoy es importante para nosotros visibilizar y dar un mensaje de esperanza a todas las personas del colectivo LGTBI que durante el confinamiento han vivido en un entorno discriminatorio. Por ellas especialmente proclamamos el Orgullo de ser», ha reivindicado Ruth García, portavoz de GYLDA, la entidad para la visibilización del colectivo LGTBIQ+.

GYLDA ya tienes listas las actividades que se realizarán el próximo domingo, Día del Orgullo. «Iluminaremos desde el viernes 26 los monumentos de la fuente de la Plaza de la Diversidad y la Muralla del Revellín con los colores de la bandera LGTBI. Además colocaremos banderolas con los colores que representen a cada grupo que integra el colectivo y frases de sensibilización para la ciudadanía», ha detallado Francisco Javier Pérez, concejal de Diversidad en el Ayuntamiento.

«Realizaremos, además, una campaña de sensibilización a través de pantallas colocadas en Logroño con frases alusivas a la diversidad y a la igualdad». Las pantallas en cuestión se encuentran en la Plaza de la Diversidad y en los tramos de Gran Vía con Chile y con San Antón.

El propio 28 a partir de las 12,00 horas se celebrará un programa especial a través del facebook de Varietés Riojanas, ‘Orgullo con Bárbara’. «Va a ser un programa lleno de entrevistas, sorpresas, concursos y demás», ha explicado Jesús Cárcamo, portavoz de GYLDA.

Asimismo, la entidad hará entrega de la bandera LGTBIQ+ al alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, la cual se colgará desde los balcones del  Ayuntamiento. Este, a su vez, repartirá mascarillas entre los colectivos implicados en el Orgullo. De igual manera, el pub El Submarino (Plaza del Mercado), entregará banderas y mascarillas de 19 a 20 horas.

Cárcamo ha recalcado que, dadas las circunstancias actuales, no han hecho ningún llamamiento a «ningún acto colectivo» sino que han decidido reinventarse «en la forma pero no en el fondo».»Pedimos que todas las personas sean responsables con la situación. Queremos que este día 28 de junio lo podamos celebrar y manifestar de manera individual con una nueva forma: que todas las personas a lo largo de ese día nos hagamos visibles con algún gesto o elemento, puede ser una bandera, una pancarta, un lazo, una pulsera, una mascarilla con la bandera…».

«Queremos que también este año sean unos días de celebración. No solo del colectivo LGTBI sino de toda la sociedad en diversidad e igualdad y que reivindica ante aquellos sectores minoritarios que siguen trasladando mensajes de odio hacia este colectivo», ha pronunciado Cárcamo, llamando a la ciudadanía a colocar en sus balcones la bandera LGTBIQ desde este lunes al 5 de julio, una bandera que, «frente al resto, es una bandera inclusiva, reconocible en cualquier parte del mundo y donde cualquier persona se puede sentir incluida, al contrario de otras que sirven para excluir al diferente».

Las actividades del Orgullo tendrán lugar en la Plaza de la Diversidad, antigua Pérez Provisional. El cambio de nombre, de acuerdo con la Ley de Memoria Histórica, se retrasó para que coincidiera con la ocasión. «Creo que es una necesidad real para esta ciudad la realización de estos actos, que hacen que normalicemos una realidad», ha reivindicado Pérez.

El año del feminismo transformador

«Este año, a nivel nacional, es el año de la sororidad y del feminismo para transformar», ha querido recalcar García en cuanto a la doble discriminación que sufren las mujeres trans, lesbianas y bisexuales. «Esta crisis ha azotado a nuestra sociedad durante los últimos meses, pero también ha tapado a personas que estaban en situación de vulnerabilidad. Por ello alzamos la voz en estos días por la igualdad de derechos y la protección y la igualdad de todas las personas».

Cárcamo ha puntualizado que dentro del colectivo, el conjunto de mujeres trans «está mucho menos visibilizado y, por tanto, existe mucho desconocimiento social». «Nos preocupa mucho porque lo mismo que hace años realizamos un trabajo de visibilización del colectivo de gays y lesbianas, en estos momentos es determinante la visibilización de las personas trans a nivel nacional e internacional para llegar a su normalización».

Durante el confinamiento, GYLDA ha recibido mensajes de personas del colectivo que se encontraban solas o viviendo en un entorno familiar no propicio. Afortunadamente, como ha señalado Cárcamo, «las situaciones realmente graves han sido muy pocas».

A pesar del auge de grupos de ultraderecha que se posicionan abiertamente contra el colectivo, Cárcamo se mantiene esperanzado y defiende que «se ha avanzado mucho en el terreno de la visibilidad». «La gente tiene a su hermana, a su hijo, a su médico o a quien sea, con lo cual saben que los mensajes que trasladan estos grupos no son reales, que las personas LGTBI son como las demás y que el desarrollar su propia vida de una forma integral no supone un atentado para nadie». García ha querido puntualizar que La Rioja, «al contar con muchas zonas rurales, sí que hace más difícil la visibilización en comparación con la capital o con otras ciudades».

«En el Orgullo reivindicamos el derecho de ser quien somos y de expresar libremente nuestro género, decidir nuestras relaciones afectivo-sexuales y qué familias queremos formar, tener un trabajo digno y no ser discriminadas por estar fuera de la normatividad», ha finalizado García.

Subir