San Bernabé

Logroño prepara San Bernabé: «Este año, el asedio es otro»

El Ayuntamiento de Logroño conmemora este jueves el Día de San Bernabé con un acto institucional en el que se reconocerá a la ciudadanía logroñesa por su responsabilidad ejemplar para hacer frente a la pandemia de la COVID-19 y se valorará el trabajo de colectivos como el sanitario, las fuerzas y cuerpos de seguridad o los empleados públicos.

Tras la misa organizada por la Diócesis en la Concatedral de La Redonda, se celebrará un Pleno extraordinario en el que se aprobará una declaración institucional de reconocimiento a la ciudadanía logroñesa por su responsabilidad ejemplar durante la pandemia de la COVID-19.

«Este año, con las fiestas suspendidas, hemos decidido no entregar las insignias de San Bernabé y sustituirlas por un reconocimiento colectivo a los logroñeses y logroñesas, que con responsabilidad ejemplar han aguantado en sus casas durante la pandemia que sufrimos por la COVID-19. Y en él cabemos todos, también aquellos que han estado en primera línea y los que han sufrido de cerca la virulencia del coronavirus”, afirma Kilian Cruz, concejal de Festejos y portavoz del Equipo de Gobierno.

Este acto se desarrollará a partir de las 12:30 horas en el Patio de Operaciones del Ayuntamiento como gesto también para conmemorar el 40º aniversario del edificio de Rafael Moneo. En él se darán cita alrededor de 80 personas, entre representantes del Consejo de la Ciudad, del Consejo de la Infancia y Adolescencia, del Consejo de la Discapacidad, asociaciones de vecinos y representantes de la sociedad logroñesa organizada. Será un acto sencillo que contará con una laudatio a cargo del profesor de la UR Bernardo Sánchez, un discurso del alcalde y dos piezas musicales de los miembros de la Escuela Municipal de Música.

Previo a este acto, a las 12:15 horas, se celebrará un Pleno extraordinario en el que el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza, leerá una declaración institucional sobre el reconocimiento a la ciudadanía logroñesa. La bandera original de la ciudad presidirá ambos actos como símbolo de Logroño y de San Bernabé, ya que este año no habrá ‘banderazos’.

Subir