La Rioja

El Ayuntamiento inicia la recuperación y rehabilitación del Puente Mantible

El concejal de Patrimonio y Centro Histórico, Adrián Calonge, acompañado por el edil Rubén Antoñanzas, ha anunciado la puesta en marcha del proyecto de recuperación y consolidación de los restos logroñeses del Puente Mantible. Situado entre El Cortijo y la pedanía de Assa (Lanciego), este puente fabricado en piedra de sillería, de origen romano para unos y medieval para otros, está compuesto actualmente por dos arcos, uno ubicado en La Rioja y otro en País Vasco.

El proyecto para mantener en pie el lado logroñés de este Bien de Interés Cultural se iniciará en las próximas semanas y constará de dos fases. La primera dará comienzo con el inicio del expediente de contratación de la asistencia técnica para la redacción del proyecto de ejecución y la dirección de la obra de consolidación y restauración, que tendrá un coste de 60.500 euros.

La segunda fase, que conllevará ya una intervención física, se centrará en la restauración del pilar o pila, además de realizar los trabajos de sellamiento de una importante oquedad detectada tras la realización de una prueba subacuática el pasado mes de agosto. A su vez, se procederá a la restauración del arco para evitar que la estructura siga perdiendo sillares y se provoque el derrumbe completo de la parte logroñesa de Puente Mantible.

Por último, se procederá a la limpieza de agentes biomáticos, como por ejemplo la maleza, y la posterior revisión de todos los elementos ocultos hasta la fecha, como sillares, etc., y su posterior restauración y conservación. La intervención se licitará con un importe total máximo de 250.000 euros y deberán estar en ejecución a principios de otoño. “Confiamos que este proyecto sea un punto de atracción turística y cultural para el barrio de El Cortijo, un rincón de la ciudad que guarda en su interior un verdadero tesoro enoturístico y un trujal histórico de aceite que esperamos poner en valor junto al esfuerzo que le dedican los vecinos» ha añadido Adrián Calonge.

Para el concejal del Partido Riojano en el Ayuntamiento de Logroño, Rubén Antoñanzas, supone “una gran satisfacción que se proceda a la recuperación de parte de la infraestructura y consolidación de los restos del Puente Mantible como elemento patrimonial de indudable atractivo, una reclamación permanente del PR+”.

Convento de Valbuena y yacimientos de Monte Cantabria

El objetivo inicial de este proyecto era abrirlo al público en el inicio del verano, pero debido a la crisis sanitaria generada por el Covid-19, no se ha podido ejecutar entre los meses de marzo y mayo como estaba previsto.

Por ello, desde la Concejalía de Patrimonio y Centro Histórico se pondrá en marcha esta actuación, que conlleva labores de mantenimiento y limpieza con un riguroso control arqueológico (ya realizadas en gran medida); el derribo del tapial de General Urrutia y la creación de un nuevo acceso peatonal en la calle Intendencia que, a su vez, puede servir para llegar al Parque del Ebro en integrar este espacio en la ciudad; y la instalación de diferentes elementos de señalética que faciliten las visitas guiadas y de autovisitas en horarios controlados, siempre en relación con el conjunto expositivo que actualmente se encuentra en el Cubo del Revellín.

“Queremos abrir este yacimiento a la sociedad logroñesa, al turismo y a nuestros escolares de una forma completa y no por fases, por lo que esperamos que este proyecto piloto de divulgación del patrimonio esté de nuevo accesible para la ciudadanía a finales de año. Todo ello sin dejar de lado la puesta en marcha de los trámites necesarios para aumentar la protección de este espacio incoando un expediente para que sea Bien de Interés Cultural”, ha indicado Adrián Calonge.

En lo referente al yacimiento de Monte Cantabria, se está trabajando en la segunda fase, que acumula unas semanas de retraso debido a la situación generada por el Covid-19 y cuyos trabajos afectan a la zona oeste de este emplazamiento de un importante valor cultural, “En este sentido, sin dejar de lado los trabajos propios de esta fase, además de los de consolidación y limpieza de este recinto amurallado medieval, estamos a la espera del dictamen del Consejo de Patrimonio del Gobierno de La Rioja”.

Subir