La Rioja

Logroño en Bici celebra la nueva movilidad: «Es imprescindible su consolidación»

Ecologistas en Acción y Logroño en Bici han celebrado el anuncio de las nuevas medidas de movilidad y redistribución del espacio urbano previstas por el Ayuntamiento de Logroño. «Creemos imprescindible su consolidación con medidas definitivas e infraestructura que proteja los modos más vulnerables de movilidad, garantice la viabilidad del transporte público colectivo y haga avanzar y dote presupuestariamente los planes de sostenibilidad en movilidad urbana incumplidos y vaciados de contenido por anteriores corporaciones”.

El colectivo ha recalcado que en ciudades declaradas en estado de emergencia climática, y más aún en el actual contexto de la crisis sanitaria y económica, se hacen más evidentes que nunca las necesidades de devolución de espacio público para el distanciamiento interpersonal y el impulso de la transición entre modos de transporte para preservar la salud y la calidad ambiental, tal y como se están viendo obligadas a hacer con celeridad las principales ciudades del mundo, a través de actuaciones de emergencia e intervenciones urgentes mediante urbanismo táctico.

Los cambios que permitan dar respuesta con agilidad a la situación actual deben sin embargo ir acompañados con cambios normativos y medidas semi-permanentes de infraestructura hacia los compromisos adoptados para mejorar un urbanismo en Logroño.

“Damos la bienvenida a las medidas de ampliación de espacio peatonal, devolución pública de parte del espacio urbano ocupado por el omnipresente automóvil, reducción de velocidades y corredores ciclistas emergentes anunciados para descongestionar el necesario transporte público colectivo y proteger la salud”.

Ecologistas en Acción advierten que es preciso evitar el repunte del abuso individual del coche privado, pero que, no obstante, deben estar acompañadas de la vigilancia necesaria para hacer efectivo su cumplimiento, además de cambios normativos y de gestión del tráfico, como en la semaforización peatonal.

A ello deberían sumarse medidas de cambio cultural, divulgación y estímulo como las que propone la Red de Ciudades por la Bicicleta, de la que forma parte Logroño. La declaración de la Ciudad 30 con la reducción genérica del límite de velocidad en el casco urbano de Logroño a 30Km/h tiene el beneficio de hacer la velocidad lo excepcional, en vez de la norma, “pero de nada servirá si los conductores siguen acostumbrados a exceder esos límites con general impunidad como hasta ahora”.

Las 116 calles logroñesas con aceras menores de 3 metros, señalan, dan idea de la magnitud del reto, y de la necesidad de reequilibrar los usos en el espacio urbano “si queremos que nuestra calle sea más tranquila, con menos ruido y contaminación y más segura para las personas de toda condición física, género y edad.

“Es el momento para recuperar espacio para la ciudadanía, como peatón, y la bicicleta como medio de transporte que ayude a descongestionar el transporte público para las personas que más lo necesiten”. Pero fomentar una alternativa saludable y económica al uso individual del coche, requiere de la capacidad técnica e inversiones necesarias para desarrollar infraestructuras seguras como la red básica de vías ciclistas en el viario principal de la que Logroño sigue careciendo.

Subir