Crisis del Coronavirus

Las impresiones de los escasos locales abiertos en la ‘Fase 0’ en La Rioja

Poco a poco se va viendo algo de luz al final del túnel. Este lunes los establecimientos y locales comerciales minoristas y de proximidad con menos de 400 metros cuadrados que suspendieron su actividad con el decreto del estado de alarma, han podido abrir las puertas de su negocio de nuevo.

Eso sí, con restricciones. Los clientes pueden acudir a la tienda mediante un sistema de cita previa para garantizar que un único usuario permanezca en su interior el tiempo necesario. «Los clientes de siempre me llamaron por teléfono cuando se enteraron de que iba a abrir a través del anuncio que puse en Facebook y fui dando citas. Los que han visto la tienda abierta este lunes y se han acercado han preguntado si había un hueco libre y se han adaptado a lo que había», explica Raquel Pérez, propietaria de una mercería en Logroño.

La dueña de este negocio con más de 45 años de antigüedad reconoce que «la vuelta ha sido fantástica. Se nota que el barrio tenía muchas ganas de que la ciudad volviera a vivir». Pero la situación que vivimos se nota incluso en el consumo: «El primer día que abrimos y lo que más hemos vendido han sido gomas para mascarillas».

Además, como negocio especializado en ropa de bebé, muchas madres se han acercado para comprar bodies, pijamas o calcetines para los más pequeños. «Crecen muy rápido y la ropa se queda pequeña enseguida, y con las tiendas cerradas… Hacía falta este tipo de producto».

Raquel reconoce que ella abre siguiendo a rajatabla las medidas de seguridad, gracias, también, a la facilidad que le otorga su local. «Tengo un porche antes de entrar a la tienda, donde está el escaparate, así que ahí he colocado un mostrador que bloquea la puerta de tal forma que dentro solo puedo estar yo». El gel hidroalcohólico, los guantes y las mascarillas no han faltado tampoco en este nuevo primer día.

Por su parte, Miriam y Javier Jiménez también han decidido retomar su negocio -aunque nunca lo dejaron, ya que han estado trabajando de manera online todo este tiempo- repartiendo las obligadas citas previas para todo aquel que necesite acercarse a Wanderbird Studio.

En este negocio de fotografía, diseño, impresión digital personalizado y papelería, las medidas de seguridad e higiene tampoco son escasas. «El gel va a estar en la entrada para que los clientes se desinfecten cuando lleguen y cuando se vayan. Además, nosotros trabajamos mucho con los móviles, así que también los vamos a desinfectar a cada momento. En cuanto a nuestra ropa, nos la cambiamos diariamente y no utilizamos la misma para la tienda y la calle. Y por supuesto las mascarillas, tanto para clientes como para nosotros, y unas mamparas de protección».

En este caso la cita previa se gestiona a través de las redes sociales, más concretamente Facebook, y el WhatsApp, «donde los clientes habituales nos hacen sus consultas». Así será hasta el lunes, «cuando se supone que abriremos con normalidad, sin cita». Siempre, claro, que el Ministerio acepte la propuesta de aplicar la ‘Fase 1’ de la «desescalada» en La Rioja.

Subir