Crisis del Coronavirus

La Rioja contará con «rastreadores» para la desescalada

En el primer día sin ningún fallecido desde el comienzo de la pandemia de COVID-19 en La Rioja, el Gobierno ha querido hacer un nuevo llamamiento a la responsabilidad ciudadana. «La mejor herramienta para parar el virus está en nuestras manos: limpieza y medidas de higiene».

El portavoz Chus del Río ha explicado este lunes que la Consejería de Salud está trabajando desde hace varios días en un informe que presentará el miércoles al Ministerio de Sanidad, como ya adelantó NueveCuatroUno, solicitando la fase 1 de la desescalada a partir del próximo lunes (11 de mayo).

«Como ha ocurrido siempre durante esta pandemia, el Gobierno de La Rioja trabajará todo lo duro que sea necesario para alcanzar los números que solicita el Ministerio de Sanidad», ha añadido Del Río, incidiendo en la capacidad ya demostrada de la UCI del Hospital San Pedro durante las últimas semanas.

«Partíamos de una situación muy por debajo de la media nacional: cinco camas UCI para cada 100.000 habitantes (diecisiete). A pesar de eso, se consiguió llegar a más de cincuenta y esa circunstancia se podría repetir en las próximas semanas», ha detallado, anunciando que estas cuestiones son las que se reflejarán en el citado informe.

A preguntas de los periodistas, el portavoz del Ejecutivo regional también ha indicado que La Rioja contará próximamente con un equipo de vigilancia epidemiológica, conocidos popularmente como ‘rastreadores’ para la desescalada. «Será un operativo muy complejo», ha adelantado, señalando que contará con personal de distintas áreas como Atención Primaria o epdiemiología.

Los expertos resaltan que no sólo basta con hacer multitud de test. Los rastreadores de contactos son personal que, a partir de alguien que ha dado positivo para el coronavirus, se dedica a llamar a todas las personas que han estado en contacto y a menos de dos metros de ese paciente (familiares, amigos, conocidos…) para seguir la pista a otros posibles contagios, incluidos los asintomáticos.

Según la Asociación Nacional de Funcionarios de Sanidad de Condados y Ciudades, en una epidemia como la actual son necesarios treinta rastreadores de contactos por cada 100.000 habitantes. La Rioja necesaría alrededor de cien.

Subir