Cultura y Sociedad

40 años de blusón granate, música y alegría: 40 años de la Peña La Rioja

La crisis del coronavirus ha suspendido o pospuesto ciento de celebraciones que se conmemoraban estos últimos meses, pero cuarenta años no se cumplen todos los días, y la Peña La Rioja está muy orgullosa de celebrar este viernes su cuadragésimo cumpleaños. «Que una asociación sin ánimo de lucro con la masa social que tenemos dure tantos años, es un regalo», subrayan sus responsables.

Cuarenta años atrás, varias cuadrillas de Logroño como ‘La Primera Reserva’, ‘Ángeles del Diablo’ o ‘Inseparables’ se unieron para formar una gran peña, a la que denominarían ’Peña La Rioja’ en homenaje a la Comunidad. Con una camisa color vino, faja verde con flecos de los colores de la cuatricolor, pantalón y pañuelo blanco y una gorra amarilla, esta agrupación, formada por aquel entonces por 107 peñistas, salió por primera vez a la calle durante los sanmateos de 1980.

Y ahí siguen cada año alegrando las calles de la ciudad durante las fiestas, poniéndole su especial color granate y su hipnotizadora música. El secreto no es otro que «ser una gran familia, hoy por hoy 265 socios, que comparten sus alegrías, penas, altibajos, todo», confiesa Aitor Solano, actual presidente de la Peña.

Pero la Peña La Rioja no solo se deja ver en fiestas. Durante el resto del año «seguimos estando en permanente contacto llevando a cabo actividades muchas veces solidarias para ayudar a asociaciones como Aspace, Arsido o Arpa. Nuestra labor va mucho más allá de los días de fiesta». Además, también organizan varios torneos deportivos de fútbol sala, pádel o frontón; campeonatos de mus; cotillón en nochevieja o viajes y excursiones. «Este año teníamos planeado uno a Eurodisney pero con toda esta situación del COVID-19 lo hemos tenido que suspender», lamenta.

Para Aitor es su primer año como presidente, pero lleva formando parte de la Peña desde hace diecinueve años. «Entré porque el chamizo está en el barrio donde he vivido de chaval -calle San Matías 8- y casi todos los que formaban parte de él eran conocidos y amigos», recuerda.

Solano lo tiene muy claro: «Cualquier persona puede ser peñista, solo necesita tener alegría, ganas de conocer gente y sobre todo ganas de pasarlo bien, colaborar y participar». Y es que no hay edad para formar parte de la Peña La Rioja, pero Aitor sabe que deberían reinventarse para atraer a más gente joven. «Tenemos que llamar su atención con actividades propias de su edad. Si nos dejamos ver y organizamos cosas que a ellos les puedan gustar, seguro que se unen». El joven presidente no duda ni un segundo que seguramente, «quien pase un día con nosotros y vea lo que es la Peña se quedará. Esto engancha».

Historia viva de Logroño, esta peña y sus componentes no quieren dejar pasar la oportunidad de celebrar su 40 cumpleaños, agradeciendo siempre a «todos los peñistas, expeñistas, colaboradores y patrocinadores que hacen posible seguir al pie del cañón. Ojalá podamos cumplir otros cuarenta y muchos más».

Durante muchos meses han estado dando vueltas para poder celebrarlo por todo lo alto, pero una crisis sanitaria se ha adueñado del país así que «muchos de los actos que teníamos planificados se han tenido que suspender». Pero esto no significa que se anule todo. Hay muchas cosas que se pueden hacer desde casa, no es lo mismo pero la ocasión lo merece. La comida típica riojana se traslada a cada casa, y el tradicional pasacalles se hace, pero por el pasillo. ¡Que se note que la peña está de cumple y que los pañuelos cuelguen de las ventanas!

Subir