La Rioja

El PP no acudirá a los ‘Pactos del Riojaforum’ si el Parlamento sigue cerrado

«Una vez confirmado el desprecio de Concha Andreu al Parlamento de La Rioja, el PP de La Rioja subraya que, desde este preciso momento, esta formación política circunscribe cualquier acuerdo político al ámbito parlamentario». Por tanto, no acudirá este lunes a la reunión anunciada por la presidenta del Gobierno en Riojafórum con los portavoces de los grupos parlamentarios y los representantes de los agentes sociales y económicos para la reconstrucción económica y social de La Rioja.

Desde el PP señalan que la presidenta y el Gobierno de La Rioja están en su derecho a reunirse con quien considere oportuno, como ha hecho este viernes con una fuerza política sin representación en la Cámara (Partido Riojano PR+), «pero el Partido Popular de La Rioja no participará en estas sesiones teledirigidas y que, en nuestra opinión, no cuentan con la legitimidad que sí tiene la Cámara Regional».

«El Parlamento de La Rioja debe ser el epicentro del diálogo, el debate y el acuerdo, por eso el PP de La Rioja no participará en ninguna mesa extraparlamentaria mientras no se reactive la Cámara Regional», añaden.

El Partido Popular de La Rioja planteó y registró en la Cámara Regional la creación de una comisión parlamentaria que aborde la crisis socioeconómica que tendrá que afrontar esta comunidad tras los efectos devastadores del Covid-19. «La única respuesta a esta propuesta del principal partido de la oposición, que representa a casi 54.000 riojanos y que está en sintonía con lo que el propio Pedro Sánchez plantea a nivel nacional, es la callada de la presidenta y el menosprecio de algunos dirigentes socialistas», critican.

Los populares detallan que, «por lealtad y responsabilidad con sus votantes y con el conjunto de los riojanos», no se van a prestar a «participar en la construcción de un relato artificial e impostado para tratar de edulcorar una situación de extrema gravedad que ha costado la vida a más de trescientos riojanos».

«Los riojanos merecen ser tratados con respeto, merecen explicaciones y transparencia. La Cámara Regional, narcotizada por el PSOE con el beneplácito del resto de formaciones políticas, es el escenario en el que se tiene que responder a este compromiso con la ciudadanía y no en el hall de un Palacio de Congresos, con su presumible profusión de imágenes y posteriores declaraciones huecas y vacías», apuntan en un comunicado enviado este sábado.

«No representa a la sociedad riojana»

«Es en la sede de la soberanía regional, en la casa de la palabra de todos los riojanos, es donde todos y cada uno de los colectivos que tienen algo que decir deben ser escuchados y sus propuestas tenidas en cuenta», prosiguen desde el PP en sus críticas: «La mesa extraparlamentaria orquestada por la Presidenta Andreu no representa en ningún modo la pluralidad de la sociedad riojana ni obedece a mínimos criterios de representatividad».

Desde el PP señalan que «no es tolerable» que Asturias y La Rioja sean las únicas comunidades del país con sus cámaras legislativas cerradas, como tampoco lo es que Concha Andreu sea la única presidenta de una comunidad que aún no ha comparecido ante el Parlamento Regional: «Es una anomalía democrática que no puede continuar ni un minuto más».

«La Rioja y los riojanos no se merecen un Gobierno Regional que no les cuenta la verdad, que rehúsa dar la cara y que se parapeta detrás de cualquiera para desviar cualquier posible responsabilidad en una gestión de la pandemia a todas luces mejorable», concluyen.

El Partido Popular de La Rioja considera que lo importante sigue siendo lo inmediato: combatir el Covid-19, que es el verdadero enemigo. Para ello sería preciso universalizar los test en la comunidad, garantizar la disponibilidad de mascarillas, dotar a los profesionales que luchan contra el coronavirus de los medios adecuados y revertir unas dramáticas cifras que han costado la vida a cientos de riojanos. Lo urgente es actuar sobre el presente y mejorar una gestión deficiente en muchos aspectos sobre la que el Gobierno de La Rioja se niega a dar las explicaciones a las que los riojanos tienen derecho.

Subir