Crisis del Coronavirus

Las altas permiten cerrar un control del Hospital San Pedro para enfermos de COVID-19

Las altas permiten cerrar una zona del Hospital San Pedro para enfermos de COVID-19

La pandemia de coronavirus comienza a remitir. El portavoz del Gobierno de La Rioja, Chus del Río, ha anunciado este miércoles que el Hospital San Pedro cerrará a lo largo del día un control (2A) destinado a los enfermos de COVID-19 debido al descenso de la presión asistencial.

«No se descarta reducir el número de camas UCI si se mantiene la tendencia», ha detallado Del Río, ya que se había ampliado su capacidad hasta las 45 y actualmente hay veintidós personas ingresadas en esta zona del centro sanitario. El número total de camas para enfermos de COVID-19 en el Hospital San Pedro rondará las 275, estando 205 de ellas ocupadas.

En el Hospital de La Rioja hay actualmente trece pacientes, el Hospital de Calahorra acoge a veintiuno y la Clínica Los Manzanos cuenta con 42 ingresados. En total, 281 personas hospitalizadas «en planta» (1.626 casos activos en toda la región).

Aprovechando el importante número de altas registrado en la comunidad (1.585 desde el comienzo de la pandemia), el portavoz del Gobierno ha explicado que desde el Hospital San Pedro se continúa haciendo un seguimiento farmacoterapéutico a los pacientes que reciben el alta. Esto supone un control mediante llamadas telefónicas para resolver dudas, vigilar medicación y comprobar síntomas.

«En el momento del alta, el paciente recibe recomendaciones por escrito para completar su tratamiento y continuar en casa con el aislamiento prescrito durante catorce días. También se entrega un kit de mascarillas, guantes y medicación para completar la terapia», ha añadido.

Subir