Google Fonts

400: Too many fonts requested for Internet Explorer

Please request fewer web fonts for Internet Explorer or only the fonts which are used on this page. Older versions of Internet Explorer block and download ALL requested web fonts, whether they are used or not.

Requested (8) web fonts: Family{name=Montserrat, foundry=Google, namespace=api, version=v15} (style: normal, weight: 400),Family{name=Open Sans, foundry=Google, namespace=api, version=v18} (style: normal, weight: 800),Family{name=Oswald, foundry=Google, namespace=api, version=v35} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Playfair Display, foundry=Google, namespace=api, version=v21} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Quicksand, foundry=Google, namespace=api, version=v21} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Raleway, foundry=Google, namespace=api, version=v18} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Roboto Slab, foundry=Google, namespace=api, version=v12} (style: normal, weight: 400, {wght=400.0}),Family{name=Work Sans, foundry=Google, namespace=api, version=v8} (style: normal, weight: 400, {wght=900.0})

For reference, see the Google Fonts API documentation.

Crisis del Coronavirus

Isasi: «Murrieta es un lugar fantástico para volver a abrazarnos de nuevo»

Miguel Isasi es el gerente de la Unión Deportiva Logroñés. Y a la primera pregunta, acerca de cómo se encuentra, que es una cuestión que ha pasado a tener especial relevancia en las últimas semanas, responde como la gran mayoría: «Pues bien», en una frase recurrente adornada con un disimulado suspiro.

Isasi está bien, con suspiro incluido, porque no se puede estar de otra manera una vez que la salud respeta. En todo lo demás, pues se abre paso el suspiro, ese suspirito propio de quien es consciente de que un virus ha trastocado radicalmente la que hasta el momento estaba siendo la mejor temporada de la historia blanquirroja: el club, en un ERTE prácticamente total; el equipo, en diáspora; el entrenador, sin entrenar; el director deportivo, sin dirigir… en fin, la situación de sobra conocida.

Miguel Isasi tiene muy claro que «nos enfrentamos a un horizonte desconocido», que afronta guiado por vientos del pasado: «Nada volverá a ser como antes, pero tampoco podemos saber cómo será. Así que en un club de fútbol lo vivimos como todos, con incertidumbre total». Una situación extraordinaria y un horizonte incierto.

Así que el éxito pasa por saberse adaptar a las nuevas circunstancias, de ahí la aplicación de un ERTE que hace cuatro semanas, cuando todo esto comenzó, parecía imposible en palabras del propio Juanjo Guerreros, vicepresidente del club, a la Cadena SER: «Por suerte, el propietario no nos ha manifestado nada acerca de esta posibilidad, y por ello debemos estar tranquilos». Algo que cambió radicalmente pocos días después, coincidiendo con el endurecimiento gubernamental en su pelea contra el COVID19 y la llegada de ese bazuca de ayudas económicas ante el parón general para evitar el contagio, también el fútbol, que pasó de parar quince días a hacerlo ‘sine die’. «Tuvimos que tomar la decisión de aplicar un ERTE prácticamente total para garantizar la viabilidad del club en el futuro», explica Miguel Isasi. «Y no fue una decisión sencilla. No fue fácil. A nadie le gusta tener que tomar una decisión así que afecta directamente a las personas. Primero porque se para toda la actividad del club, y segundo porque a nadie le gusta suspender el sueldo y el empleo a los trabajadores».

«Seguimos explorando el fútbol profesional»

Trabajadores que estaban realizando la mejor temporada de la historia de este club. ¿Cómo les sentó el ERTE? «Insisto, a nadie le puede gustar esta situación. Pero no quita para que nuestros jugadores y técnicos no permanezcan ajenos a esta situación tan compleja. Y no son ajenos, y sí solidarios. Y si algo caracteriza a esta plantilla no solo es su calidad, su entrega, su trabajo diario, sino también el gran grupo que forman y lo han vuelto a demostrar sobradamente». Es más, reitera: «Todos nos estamos viendo afectados muy directamente por esta situación. Pero el grado de compromiso, esfuerzo y profesionalidad de esta plantilla es incuestionable. Imagino que el resto de gerentes del fútbol dirán lo mismo de sus equipos, pero yo hablo de nuestro club, y pongo la mano en el fuego por todos».

Palabras extensible a Sergio Rodríguez, y su staff técnico, y a Carlos Lasheras, y su equipo de trabajo más cercano. «Estamos todos pensando en el futuro». Miguel Isasi confirma que a día de hoy, «la competición se va reanudar, pero no sabemos ni cómo ni cuándo, pero aún así debemos estar lo mejor preparados posible». Algo que ya estaban haciendo antes de la llegada del virus: «Estábamos en marzo cuando todo esto se interrumpió. Y ya estábamos por ese entonces explorando todas las vías de lo que supone un ascenso a Segunda. Estábamos mirando con detenimiento qué significa dar este salto. No podíamos esperar a que todo quedara resuelto el 30 de junio. Y seguimos haciendo este trabajo, seguimos explorando el fútbol profesional, con más lentitud, pero tenemos opciones reales de estar en Segunda y debemos estar preparados».

Existe una sensación generalizada en el entorno blanquirrojo de la oportunidad perdida o al menos de que esta situación tan grave ha afectado a club en el mejor momento de su historia, justo cuando al ascenso se veía más cerca que nunca. Miguel Isasi confirma este sentimiento pero tranquiliza: «Estoy convencido de que se puede mantener esta sensación de encontrarnos ante una oportunidad histórica. Y este equipo lo ha demostrado en numerosas ocasiones». Y recuerda momentos muy complicados, como esos dos malos inicios ligueros, la lesión de Bobadilla… «pero volveremos por la senda por la que nos fuimos a este parón».

El infortunio histórico de la Unión Deportiva Logroñés

En momentos determinantes le han sucedido cosas que le han impedido dar saltos hacia adelante más importantes. Ahora el coronavirus. «Si hacemos un repaso a la trayectoria del club no podemos decir que hayamos sido afortunados». E Isasi recuerda Torrent o lo que acaba de pasar con este virus inesperado. «Pero no existe una leyenda negra ni nada parecido a eso de ser el ‘pupas’. Son circunstancias puntuales». Así que Isasi se queda «con que tenemos un club saneado con un propietario que garantiza el presupuesto anual, un club donde pagamos a todos de forma puntual, donde nunca falta la tesorería. Y tener todo esto garantizado en un club de fútbol es realmente atípico, por lo que me niego a creer que somos desafortunados». Aunque en lo deportivo, «es verdad que en eso del ascenso no hemos tenido toda la suerte que debiéramos, lo de esta pandemia ya es pasarse el juego».

Por eso, Miguel Isasi quiere trasladarle a sus socios que entiende su «frustración», pero les quiere tranquilizar con un mensaje: «Nosotros (por su junta directiva) vemos a los jugadores, a los entrenadores, a los aficionados… y sentimos lo mismo. ¿Qué puede pensar en estos momentos Sergio Rodríguez, un entrenador que fue jugador y capitán del equipo, que la mayor ilusión laboral es ascender con el equipo de su ciudad? Me puedo imaginar cómo se siente cuando todo esto se corta de raíz. Pero no podemos detenernos en la frustración. Hay que trabajar para salir de esta situación más unidos que nunca, más fuertes si cabe, y poner nuestro granito de arena para seguir creciendo. Cada vez nuestro escudo es más grande porque arropa a más gente; cada día tiene más presencia y más impacto en nuestra región».

La ausencia de fútbol puede provocar la desafección en el mejor momento deportivo del club o también el incremento del sentimiento de pertenencia por aquello de echar de menos lo que antes era una cotidianidad más como la de ir cada domingo al fútbol. Y a este respecto, Isasi aporta un dato: «En estos primeros 11 años la Unión Deportiva Logroñés había vendido 2.500 bufandas. En el último mes, antes del parón por el Estado de Alerta, habíamos vendido 600 bufandas. El grado de pertenencia se observa cuando la gente precisa de un artículo con el que sentirse identificado». Así que «todos estamos deseando volver cuanto antes a la rutina, para volver a estar con nuestros socios. Esto no se para, esto continúa, y debemos hacernos más fuertes».

La incertidumbre impide observa no ya dónde ni cómo habrá que jugarse el ascenso, si no que ni tan siquiera se puede observa a día de hoy el camino que habrá que recorrer para al menos intentarlo «cuando ya se ha jugado el 73% del torneo». Isasi tiene claro que «lo más justo sería terminar la temporada cuando se pueda y si hay que hacer cambios, esto deberían materializarse para la temporada que viene». El gerente de la Unión Deportiva Logroñés tiene claro que «me gustaría ascender por derecho deportivo, y ascender además con nuestra gente en el campo», por aquello de la posibilidad de que vuelva la competición y que ésta lo haga a puerta cerrada. «Quiero que la gente pueda disfrutar de ese abrazo de gol», porque «los aficionados de este club no conocemos Murrieta y es un lugar fantástico para abrazarse de nuevo».

Subir