Crisis del Coronavirus

Uno de cada cinco trabajadores riojanos está ya afectado por un ERTE

Nunca antes la economía riojana se había visto afectada por una depresión como la generada por el coronavirus. En apenas tres semanas, el ‘crack’ ha extendido sus tentáculos en todos los sectores productivos de la comunidad, salvo aquellos que producen bienes de primera necesidad y pocos ejemplos más.

En estos días, salvo supermercados, gasolineras, tiendas de alimentación, algunas industrias y la construcción, el resto de La Rioja ha bajado la persiana. Y el efecto provocado en el empleo tampoco conoce precedentes: hasta este miércoles se han registrado en la comunidad 2.312 Expedientes de Regulación de Empleo (348 más que en la jornada anterior), que afectan a unos 18.000 trabajadores.

Sirvan dos datos para contextualizar el alcance de la crisis. Esos 18.000 puestos de trabajo representan en torno al veinte por ciento de los 96.000 asalariados en el sector privado de la comunidad. Y, además, la estimación realizada este miércoles por el Ejecutivo regional supera los 16.454 parados registrados en la comunidad en el último dato registrado, correspondiente al mes de febrero.

No obstante, cabe hacer un matiz al respecto. Tal y como puntualizó el director general de Diálogo Social y Relaciones Laborales la pasada semana, el personal afectado por ERTE no puede considerarse como «nuevos parados», ya que la mayoría de expedientes contemplan una suspensión de los puestos de empleo mientras se prolongue el estado de alarma.

Al objeto de resolver las dudas más frecuentes que los empresarios han manifestado en la tramitación de estos expedientes, el Gobierno de La Rioja ha elaborado la siguiente guía práctica, en colaboración con la Federación de Empresas de La Rioja (FER) y los sindicatos UGT y CCOO.

Subir