Crisis del Coronavirus

Riojanos en el foco alavés del coronavirus: «Nadie sabía cómo actuar»

El Hospital Universitario de Txagorritxu estaba llamado a ser el cuartel central para plantarle cara al coronavirus en Álava, pero el centro vitoriano se ha convertido en la ‘zona cero’ de la enfermedad, ya que prácticamente la mitad de los infectados son profesionales sanitarios. Sin ir más lejos, uno de ellos se convirtió este lunes en el primer paciente riojano afectado por la epidemia y permanece confinado en su domicilio hasta superar la patología.

Sin embargo, el ‘paciente cero’ no es el único sanitario riojano que trabaja en el hospital vitoriano. Allí ejercen, al menos, tres profesionales más de nuestra comunidad y NueveCuatroUno ha contactado con algunos de ellos para conocer cómo están viviendo una situación del todo anómala pero controlada. «Parece que los infectados son médicos de Medicina Interna y no tenemos contacto con ellos, ya que han habilitado dos plantas para posibles contagios», explican.

Entre las medidas de seguridad adoptadas por la gerencia del centro figuran también el cierre de la cafetería «y circula el rumor de que se han suspendido las operaciones, que no sabemos si será o no cierto, pero tiene su lógica para no ocupar muchas camas». Otra circunstancia excepcional: «Se han restringido todas las visitas al hospital a un acompañante por paciente y se han suspendido todos los cursos y las reuniones de profesionales sanitarios, toda actividad formativa y de reunión».

Pese a todo, aseguran que «el ambiente de trabajo está relajado; nada que ver con los primeros días de la epidemia, en los que todo era un poco caótico porque nadie sabía muy bien cómo actuar». Eso sí, las medidas de prevención se han multiplicado: «Nos han mandado un protocolo de actuación a todo el personal del hospital. Tenemos que llevar guantes y mascarillas e intensificar los lavados de manos con gel alcohólico, además de limpiar la sala entre paciente y paciente». Unas precauciones que se intensifican aún más cuando el personal sanitario tiene que acceder a espacios ocupados por personas infectadas: «Ahí hay que llevar un equipo completo de protección individual, con bata, gafas, guantes y mascarilla».

Ante esta situación, destacan que «es fundamental protegerte tú y proteger al resto de pacientes». Y como no por mucho madrugar amanece más temprano, los profesionales de Txagorritxu extreman las precauciones con la esperanza de que dentro de no mucho tiempo miren atrás y recuerden casi a título de anécdota aquellos días en los que el coronavirus alteró por completo la rutina diaria en sus labores hospitalarias.

Subir