Crisis del Coronavirus

Robo de mascarillas en el Hospital San Pedro de Logroño

La Consejería de Salud garantiza que hay suministro, pero algunas han desaparecido en el Hospital San Pedro

El coronavirus centra gran parte de la atención de la sociedad en los últimos días. Al principio la noticia parecía ajena, pero desde que se han empezado a detectar los primeros casos en Europa, y más concretamente en España, ha cundido el pánico entre la población. El miedo es libre y más de uno ya ha empezado a tomar precauciones.

Entre las medidas de prevención, la mascarilla y la continua higiene de las manos son las recomendaciones más citadas. Y aquí llega el lío. Son varios los hospitales españoles que a día de hoy han denunciado el robo de mascarillas por parte, incluso, de su propio personal. En Logroño, las mascarillas son el artículo más preciado de las farmacias, llegando a agotarse en todas ellas. ¿Quién lo iba a decir? Para muchos el refrán de «más vale prevenir que curar» toma relevancia estos días y cientos de clientes se agolpan en los establecimientos con la esperanza de hacerse con un paquete de mascarillas de polipropileno, las grandes ¿salvadoras?

En La Rioja han desaparecido un gran número de mascarillas del Hospital San Pedro. La Consejería de Salud asegura no tener constancia de estos hechos y garantiza que «hay suministro más que suficiente», aunque personal sanitario ha señalado a NueveCuatroUno que «ha habido que cambiar la cerradura del lugar que almacenaba las mascarillas tras la repentina falta de numerosas de ellas».

Se multiplica el robo de mascarillas en los hospitales españoles

El desabastecimiento de las mascarillas y demás productos sanitarios relacionados con el control y la prevención del coronavirus está presente en la mayor parte de las tiendas y farmacias del país. Según la Federación de Distribuidores Farmacéuticos, la demanda de mascarillas ha aumentado un 8.000 por ciento en las farmacias españolas durante la última semana, disparándose también los precios.

Lo más preocupante es el increíble incremento de los robos de material en los hospitales y centros de salud. Por ejemplo, en el Clínico de Valladolid han desaparecido 250 cajas de mascarillas de varios quirófanos y plantas para, supuestamente, ponerlas a la venta a través de internet.

Otro caso se ha dado también en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, donde se ha abierto un expediente para investigar a un médico del propio centro por la desaparición de varias de cajas de mascarillas de alta filtración. El Hospital de Villajoyosa (Alicante) también ha descubierto la ausencia de mascarillas y solución hidroalcohólica.

La Fe de Valencia también ha registrado la desaparición de mascarillas de tipo FFP2, efectivas para el contacto con personas que sufren enfermedades contagiosas y en el Hospital Infanta Leonor de Madrid se han establecido medidas para reforzar el control de las mascarillas del centro tras confirmar la falta de unidades en el centro.

La situación ha sido calificada por muchos sanitarios como «bochornosa e inadmisible», instando al sentido común y al respeto por el resto de enfermos.

Subir