La Rioja

Lo que hay que ver: ‘Fachadas en Logroño’

Para gustos de fachadas, los colores, como las que tiene el centro de Logroño. Caminar por la ciudad admirando los edificios es un pequeño placer que más de uno practica a diario. Mientras los móviles centran la atención de nuestros ojos incluso cuando vamos andando (ay, esos pasos de cebra y ese mobiliario urbano que alguna vez traiciona al despistado), los grandes ventanales o los pequeños detalles nos regalan pequeños placeres que hacen de la capital riojana un lugar agradable para la vista.

Subir