El Rioja

Los clásicos y las novedades del Rioja comparten espacio en Viura Negra

Cualquier amante del vino, o cualquier persona que quiera iniciarse en este mundo que cada día reúne a más seguidores, debe cruzar el umbral de la puerta de Viura Negra, una vinoteca que comenzó a rodar el pasado 6 de diciembre en la calle Marqués de Murrieta de Logroño.

A los mandos de esta nueva nave, Xabier Vadillo, que junto a sus socios quería crear un concepto nuevo en la ciudad donde poder interactuar con el vino. «Queremos que sea algo más que una tienda de vinos. Un lugar donde los visitantes puedan disfrutar de varios servicios personalizados».

Vadillo proviene de familia de bodegueros, es enólogo, sumiller, experto en vinos que trabajó durante ocho años en el Hotel Viura, y ahora estudiante del reconocido Master of Wine. «Nací en Vitoria y a los 10 años vinimos a vivir a La Rioja. El mundo del vino lo viví muy de cerca por mi abuelo y mis tíos, pero a mi no me hacía mucha gracia, hasta que comencé a trabajar en Bodegas Izadi. A raíz de ahí empezó a interesarme, me aficioné y decidí estudiar algo relacionado con él. Una vez que te engancha no puedes parar y sigues preparándote. Siempre hay cosas que aprender».

El curioso nombre de la vinoteca «es cosa de Alexia, una de las socias de la tienda. Nos pareció una muy buena idea jugar con ese concepto. La viura es una de las pocas uvas que no tienen variedad negra, así que decidimos darle una vuelta y ponerle Viura Negra».

La localización del establecimiento es uno de los muchos puntos fuertes que tiene este nuevo negocio. Rodeado por cinco hoteles, en el mismo centro de la ciudad, y lugar de paso hacia el Casco Antiguo, «muchos turistas pasan por aquí buscando el famoso Rioja, pero nosotros estamos abiertos a todo aquel que quiera entrar. Nuestro objetivo es que sea un sitio de encuentro entre todos los amantes del mundo del vino».

La clientela que pasa por la vinoteca «o bien vienen buscando algo concreto, sobre todo los clásicos de Rioja, o se dejan aconsejar». Xabier destaca que en los últimos tiempos existe una tendencia, especialmente en tiendas especializadas, a descubrir nuevos vinos y productos. «El mundo del vino está creciendo, cambiando y se está adaptando muy bien a este nuevo público que busca la novedad, entre ellos, la gente más joven con un poder adquisitivo que le permite probar nuevos vinos».

Una tienda con sorpresas

El vino conlleva una filosofía de disfrute, placer, amistad, y diversión. Por ello, esta vinoteca ofrece varias iniciativas para que los clientes puedan degustar cualquiera de sus vinos, además de contar siempre con Champagne frío y catas diarias abiertas a todo el que quiera adentrarse en este magnífico mundo. «Esta cata consiste en probar tres o cuatro vinos acompañados de algo de picoteo por un precio razonable, 10 euros».

Otra opción es apuntarse a las catas que se harán mensualmente dirigidas a los nuevos aficionados que quieran iniciarse en este mundo. Y para los más interesados, Viura Negra ha creado un club de socios que tendrán preferencia a la hora de reservar sitio en las seis catas especiales que se van a llevar a cabo durante el año, además de descuentos en compras. «Esta cita estará protagonizada por los enólogos o propietarios de las bodegas, que ofrecerán sus vinos de una forma extraordinaria. No van a ser las típicas catas maridaje de un vino y un plato. Vamos a hacer, por ejemplo, una muestra vertical de ‘tal añada a tal añada’; en definitiva, unas catas únicas que no se encuentran en otro lugar».

El noventa por ciento de los vinos que aloja Viura Negra son riojanos, como todos los productos de alimentación que ocupan las baldas del local. Pero no solo de vino vive este nuevo proyecto: «También tenemos cervezas, vermuts, espirituosos y licores». En cuanto a precios «tenemos de todo. Pero hay que quitarse de la cabeza esa idea de que solo lo bueno es caro. Hay vinos de entre seis y diez euros muy divertidos, y de diez a veinte euros que son muy ricos. No hay que dejarse guiar por los precios, hay que probar cosas nuevas».

Quien llegue a la gran vinoteca podrá elegir entre los clásicos más clásicos de Rioja hasta los vinos de Viñedos Singular. «Buscamos siempre productos que nos distingan, que sorprendan, que estén buenos y que los clientes no puedan encontrar en otros sitios», explican sus propietarios.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir