Deportes

El liderato de la UD Logroñés dispara las asistencias en Las Gaunas

La UD Logroñés atraviesa indiscutiblemente por el mejor momento de su historia. Y eso se nota en la grada: 65.427 espectadores han pasado por Las Gaunas en los dieciséis encuentros que el bloque de Sergio Rodríguez ha disputado en casa (trece ligueros y tres de Copa del Rey). Dicho de otro modo, 4.089 espectadores han acudido, de media, a cada cita de los blanquirrojos. Una cifra maja, teniendo en cuenta que esta temporada, por primera vez, todos los encuentros son televisados.

Tres veces tocó la Copa en casa, lo que aumentó el público: 2.734 espectadores vieron el partido de primera ronda ante el Marino de Luanco. El Cádiz, líder de Segunda División, atrajo a 5.652 personas, creando una bonita atmósfera que reventó por todo lo alto cuando Errasti anotó el último penalti decisivo. Y en los dieciseisavos de final, el Valencia reunió a 11.152 espectadores en Las Gaunas, el récord histórico del club.

Los buenos resultados enchufan a la afición

Respecto a la liga, el debut ante el Haro congregó a 3.412 espectadores, pero la derrota (única registrada este curso como local) enfrió los ánimos. Afortunadamente, el equipo logró recuperarse y empezó a encadenar victorias (Tudelano, Cultural Leonesa, Arenas, Real Unión), siempre en torno a los 3.000 fieles que nunca fallan. Tras perder en Lezama,  la asistencia tocó fondo ante el Valladolid Promesas: 2.624 aficionados bajo un aguacero en el municipal logroñés.

El Burgos siempre despierta expectación en Las Gaunas y, con casi un millar de aficionados visitantes en las gradas, 4.574 personas asistieron en directo a la goleada local por 3-0. A partir de ahí, volvió la normalidad hasta Navidades. El mes de enero fue muy activo y, con el equipo ya asentado al frente de la tabla, la taquilla empezó a echar humo, con la visita del Alavés. Con un único paréntesis ante el Alavés B (2.686), un miércoles con un día de perros en La Rioja y el mercurio a cero grados. Fue un partido adelantado por el conflicto por el uso de Las Gaunas en la Copa, con la SD Logroñés y el Comillas compartiendo ronda y escenario.

El derbi riojano ante el Calahorra llevó a 4.527 almas, pero todo se revolucionó ante el Salamanca. La promoción del club, mediante la que los socios podían conseguir tres entradas adicionales por cinco euros cada una, disparó la cifra a 6.643. La mejor entrada en liga y la segunda mejor de toda la historia en liga regular, solo superada por la visita del Racing de Santander el 31 de enero de 2016 (7.204). Aunque en aquella ocasión, casi dos mil verdiblancos poblaron la General.

La UD Logroñés en relación al entorno

Los 3.670 espectadores que promedia la UD Logroñés en liga permiten superar a cuatro equipos de Segunda: el Alcorcón (2.635), el Mirandés (3.080), el Lugo (3.221) y el Numancia (3.554). Algo más lejos queda ya el Fuenlabrada (5.098).

En una hipotética liga de asistencias, los blanquirrojos serían cuartos del Grupo II de la Segunda División B, por detrás del Burgos y la Cultural Leonesa (en torno a 6.000) y el Salamanca (algo menos de 5.000). A partir de ahí, solo Unionistas, el Haro Deportivo y el Calahorra son capaces de meter más de mil aficionados con cierta asiduidad. El resto de equipos rara vez son capaces de llegar a dicha cifra.

En una mirada más global hacia el resto de grupos, el Castellón lidera la tabla con más de 11.000. Números excepcionales de Primera División. En un escalón más abajo se sitúan el Badajoz o históricos como el Recreativo de Huelva y el Córdoba, todos ellos por encima de 8.000. Otros conjuntos con pedigrí como el Hércules de Alicante, el Murcia o el Cartagena lo tienen difícil para superar los 6.000.

En sus diez años de existencia, el Logroñés ha evolucionado hasta rozar el top-10 de asistencias globales. A base de victorias y experiencia, el equipo va ganando nombre en la categoría y presencia en las gradas. Y visto el rendimiento deportivo, parece que lo mejor está por venir.

Comentarios
Subir