Empresas

Los panaderos riojanos buscan jóvenes cualificados para salvar el oficio

La Escuela de Hostelería Camino de Santiago, de Santo Domingo de La Calzada, ha sido el espacio elegido para el desarrollo este jueves de la jornada ‘Innovación y entorno digital en la elaboración de pan saludable’.

La sesión, dirigida a los alumnos del centro y al sector panadero de La Rioja, ha estado organizada por la Federación de Empresas de La Rioja (FER) , en colaboración con la Asociación ARFEPÁN y CEOPPÁN.

El presidente de la Asociación Riojana de Fabricantes y Expendedores de Pan (ARFEPÁN) y miembro de la ejecutiva de CEOPPÁN, Eduardo Villar, presentó la jornada lamentando que se puedan producir cierres de establecimientos, por lo que «es fundamental que los jóvenes se incorporen a la panadería y a este oficio profesional, teniendo una formación cualificada, que es lo que demanda el sector». El presidente de ARFEPÁN también señaló que aunque la panadería es «un alimento ancestral, no es incompatible con las nuevas tecnologías y las redes sociales».

A continuación intervino Andreu Llargués, presidente de la Confederación Española de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (CEOPPÁN), quien analizó los atributos de pan saludable. Llargués repasó la historia del pan desde Trajano en Roma y desde sus orígenes egipcios y aseguró que el pan «es un alimento esencial en la historia. Un alimento simbólico para la humanidad. Un auténtico patrimonio gastronómico y un producto mitológico».

El presidente de CEOPPÁN habló de un oficio artesano y creativo, en el que hacen falta más escuelas de formación y un mayor reconocimiento. Llargués apostó por la calidad del pan de y de sus materias primas y consideró también que «hace falta Formaicón profesional».

La tercera ponencia corrió a cargo de José María Fernández del Vallado, secretario de la International Union of Bakers and Confectioners (UIBC), quien ha explicado la innovación en el sector y los proyectos europeos.

Fernández del Vallado abordó las dos revoluciones que ha tenido el sector panadero. Una, cuando dejó de ser un producto perecedero. Y la segunda, cuando se rebelaron los consumidores en busca de mayor calidad de pan, que exigió más a los panaderos. Lamentablemente, aseguró que «el consumo de pan ha descendido, pero ahora lo estamos recuperando».

Digitalización

También subrayó la importancia que para el sector han tenido los procesos de digitalización, que ha ayudado mucho al sector, para obtener una mayor información de alérgenos o propiedades nutricionales del producto, que facilitan la elaboración. Entre otras cosas, indicó la importancia que para los panaderos están teniendo las redes sociales y en general, internet, «ya que se comparten experiencias y conocimientos muy interesantes».

Igualmente, subrayó algunos proyectos europeos que están en marcha, como el de las campañas de concienciación a la población europea sobre los beneficios nutricionales del pan.

La siguiente intervención llegó de la mano de Günther Koerffer, presidente de la Confederación Europea de Organizaciones Nacionales de Panadería y Pastelería (CEBP), quien expuso las nuevas necesidades de trazabilidad en la industria agroalimentaria y en el pan.

La ponencia final fue la de Elsa Ábalos, socia de la empresa ‘Masquecomunicacion.com’, que habló de las panaderías y pastelerías en el entorno digital y el marketing online. Ábalos apostó por las estrategias de marketing y «por poner el foco en los clientes» y sus necesidades. Señaló que internet sirve para «fidelizar a tus clientes y para ganar en reputación», no tanto para vender.

Comentarios
Subir