El Rioja

ABRA impulsa ‘Viñedos de Álava’ sin el consenso de sus socios: «No nos han consultado»

La resolución publicada por el Boletín Oficial del Estado (BOE) en la que se da continuidad a la solicitud de protección e inscripción de la denominación ‘Viñedos de Álava’ ha vuelto a poner de relieve la división en el seno de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA), impulsora de la polémica iniciativa. No todos están de acuerdo con una decisión que supondría separarse de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja.

Cabe recordar que ABRA apenas representa el cuatro por ciento del valor de la comercialización de la DOCa Rioja y que el apoyo real de la medida, según las informaciones conocidas esta semana, se reduce a un limitado porcentaje de sus asociados. Por una parte se encuentran los que como Ignacio Gil (viticultor alavés) piensan que esta situación de ruptura es una auténtica «insensatez».

«Una medida que no llegará a buen puerto», como ha indicado en declaraciones a COPE Rioja. Gil señala que las cosas no se están haciendo bien en esta materia: «Sin ir más lejos, esta idea parte de ABRA, de la que yo formo parte, pero esto lo ha hecho la junta, no la asamblea. A los bodegueros no nos han consultado».

«Todo es mucho más complejo de lo que la gente piensa. La política tienen que ver mucho con este tema, y en el momento en el que hace su aparición todo se enmaraña mucho», añade este viticultor alavés, quien ha sido de los pocos que se ha atrevido a alzar la voz en estos momentos. El miedo impera a orillas del río Ebro y la tensión crece día tras día. De hecho, son varias las bodegas que han abandonado la asociación en las últimas semanas.

En la otra parte de la división se encuentran empresarios como Norberto, propietario de Bodegas Laukote de Laguardia, una de las impulsoras de esta iniciativa allá por 2016. Para el bodeguero todo empezó porque «las empresas pequeñas del sur de Álava se veían diluidas en una denominación muy grande y voluminosa compuesta por grandes grupos», según ha afirmado en Onda Cero Álava.

«A partir de esta situación empezamos a hablar de que las cosas se tenían que hacer de otra manera y, sobre todo, nuestros vinos tenían que diferenciarse. Queremos crear una herramienta para nuestro negocio que encuentre rentabilidad en una diferenciación más clara», ha añadido.

Norberto reconoce que en La Rioja hay muchas formas de trabajar, pero para las bodegas pequeñas lo más importante es buscar la distinción de la zona de los dieciséis pueblos de La Rioja Alavesa: «No vamos en contra de nadie, solo buscamos el beneficio para nuestras empresas, es decir, buscar la supervivencia de la pequeña bodega y apostar por los vinos de calidad».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir