La Rioja

Los ecologistas se oponen a la construcción de una nueva presa en Ezcaray

Ecologistas en Acción ha manifestado este martes su oposición a la construcción de una nueva presa en la cuenca del río Oja, sobre suelo de la aldea ezcarayense de Urdanta, al tiempo que ha pedido al Gobierno de La Rioja que rectifique en su política del agua «adaptándola a la emergencia climática, pensando en las generaciones futuras y no en los interese económicos actuales».

Los ecologistas critican que el Ejecutivo autonómico «mantiene la misma política de agua que impulsó el Gobierno del PP», es decir, que «aborda el tema poniendo por delante conseguir recursos, sin analizar la demanda y sin tener en cuenta que las condiciones climáticas van a hacer que la disponibilidad de agua vaya disminuyendo».

«El agua, como garantía de vida que es, debe cumplir ese papel antes que el de ser un mero recurso económico», indica la organización, que considera que la demanda de agua para abastecimiento «es prioritaria, pero en la cuenca del Oja puede ser cubierta, sin duda, con las extracciones del acuífero profundo». Eso sí, indica que «para ello han de darse dos circunstancias: debe priorizarse el ahorro, evitando el llenado de piscinas y zonas verdes, que proliferaron en las urbanizaciones que llenaron la cuenca en época de vacas gordas; y debe de ser indispensable invertir, antes de nada, en las redes de abastecimiento de los pueblos en los que se llega a perder casi la mitad del agua de boca».

Evitando estas dos circunstancias, «no sería necesario construir ninguna presa y, en todo caso -siguiendo lo establecido en un estudio del Instituto Geológico y Minero de España-, se podrían completar las captaciones con un pequeño azud y unos pozos filtrantes», con la finalidad de «evitar las interferencias del acuífero profundo y el acuífero aluvial del Oja», que «han ocasionado problemas con las fuentes que permitían los regadíos de Ojacastro, han acentuado los periodos de estiaje, ocasionando, en varias ocasiones, gran mortandad en la fauna piscícola del río».

Respecto a la presa, Ecologistas en Acción señala que «la falta de agua para cubrir la inflada demanda puede ser una excusa para aumentar la superficie de regadíos que ya prometió el Gobierno anterior», por lo que propone «dar un giro de 180º a la política en esta materia, no solo evitando crear nuevos regadíos, sino planteando la disminución progresiva de la superficie actual».

Subir