Deportes

¡Goce máximo! La UD Logroñés tumba al Cádiz en los penaltis

La UD Logroñés tumba al Cádiz en los penaltis

Partido enorme en Las Gaunas, que van visto más de 5.000 espectadores en Las Gaunas. La UD Logroñés y el Cádiz han empatado a 1 y se lo han jugado todo en los penaltis. La pena máxima ha clasificado a los riojanos y Errasti ha pasado a la historia blanquirroja, anotando el gol decisivo. Tras una floja primera mitad, los blanquirrojos han metido artillería, han embotellado a su oponente y han acabado superándole en todos los sentidos. La gran noche que necesitaba este proyecto

Doble mérito del equipo, porque la cosa no ha empezado nada bien. Iván Alejo ha desbordado constantemente a Iñaki por la banda derecha, llegando a línea de fondo con facilidad. Y sin tiempo para tanteos de ninguna clase, han volado los centros sobre el área de Pablo Fid (titular en lugar de Miño). No había ocasiones claras, pero sí mucha sensación de peligro. Capaces de recuperar el esférico en tres cuartos, los andaluces parecían muy cerca del 0-1. Y así ha sido. Error local en la salida de balón, acción fulgurante y Querol ha hecho el primero.

Y es que con muchos cambios en el once titular (Gorka, Sierra, Álamo, Ousama, Víctor Socorro…) y ante el líder de Segunda, los de Sergio Rodríguez han sufrido mucho en la construcción de juego. En los extremos, Álamo y Socorro han estado intensos, pero fallones. Tampoco ha sido el día de Andy, muy exigido por Jon Ander Garrido y Rodiger en la sala de máquinas. Los riojanos pierden muchísimo si no encuentran la profundidad. Mucho pase fácil, cómodo para una defensa muy experimentada. Con intensidad, Jaime Sierra quería aportar algo de pimienta a un panorama todavía desaliñado.

Pero eso iba a cambiar, porque con Ñoño y Lander Olaetxea ha llegado la revolución. Chispa gaditana y cerebro vasco, una mezcla para tratar de agitar la contienda. Con el tiempo a favor, los de Álvaro Cervera han apostado por el fútbol-control, buscando que no pasaran demasiadas cosas. Y con Nano Mesa de revulsivo, este efecto se ha agudizado. Frustrantes minutos para los logroñeses, que se han encontrado un muro gigantesco. De hecho, no habían conseguido disparar a puerta. Era el momento de Ander Vitoria, recibido con una enorme ovación.

El ariete de Igorre ha conseguido transformar el encuentro. Su presencia ha atrincherado a los amarillos y ha hecho que Las Gaunas se ha convertido en una auténtica caldera. Había intentos, pero el tiempo se consumía. Cuando todo parecía perdido, Rayco ha obrado el milagro en el último minuto. El canario ha cazado un rechace desde la frontal del área, le ha pegado con toda su alma, ha rebotado en Ander Vitoria y adentro. Delirio en Las Gaunas y un grito atronador: ¡Sí se puede, sí se puede! Y tras un descuento de infarto, con una ocasión clamorosa de Querol, a la prórroga.

Tiempo extra y cuarto cambio en los riojanos: Sierra por Errasti. La UD Logroñés estaba dispuesta a hacer historia. Con la testosterona por las nubes, Ñoño ha robado y ha disparado al cuerpo de David Gil. Y Vitoria, a puerta vacía, ha estado a nada de hacer su doblete, pero la ha mandado a las nubes. A las puertas de la gloria. La fe mueve montañas y el miedo paraliza. Mientras el Cádiz dudaba, los logroñeses estaban eufóricos e incluso hilaban rondos ante la algarabía del respetable.

El desgaste físico era inmenso: Rayco ha tenido que salir en camilla y Zabaco ha acabado mareado. Y todo para llegar al punto fatídico del Gol Norte. Iñaki, gol. Álex, gol. Gorka Santamaría, gol. Iza, para Pablo Fid. Ousama, detiene Dani Gil. Rudiger, arriba. Jon Ander Garrido, adentro. Y el decisivo para Errasti. ¡Adentro el eibarrés! ¡Adentro el eibarrés! Invasión de campo y fiesta por todo lo alto. ¡Barcelona, Real Madrid, el Logroñés ya está aquí!

Comentarios
Subir