Empresas

Bosonit: Cómo agilizar de forma eficiente y segura el desarrollo de proyectos

María Díez, responsable de Recursos Humanos y Talento de Bosonit

En el marco de la primera Jornada de las Tics al servicio del emprendimiento y desarrollo rural, celebrada este martes en el despoblado Somalo de la mano del instituto Salesianos Los Boscos, las innovaciones en cuanto a gestión y desarrollo de proyectos a distancia también han sido motivo de atención para los estudiantes de Formación Profesional Dual, DAM (Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma) y ASIR (Administración de sistemas informáticos en red) asistentes.

En este caso, la responsable de Recursos Humanos y Talento de Bosonit, María Díez, ha acercado al público las estrategias más atractivas a la hora de coordinar un trabajo en grupo sin riesgos y desde diferentes ámbitos geográficos, porque «no es necesario estar allá donde se encuentren los clientes para que el desarrollo de un proyecto funcione». Para ello, Díez se ha referido a las «metodologías ágiles» como la fórmula perfecta para alcanzar la eficiencia «sin avasallar al cliente».

La compañía riojana Bosonit, dedicada a la consultoría en el mundo del big data y al desarrollo del software o programación, busca seguridad en el desarrollo de sus proyectos y para ello la metodología scrum conforma la columna vertebral de cada uno de sus trabajos. «No te puedes arriesgar con un proyecto que dure años llevarlo a su fin para que luego el cliente te lo eche para atrás. La clave es seccionarlo en diversas entregas periódicas al cliente para que este dé su visto bueno y poder continuar con total seguridad», ha apuntado Díez.

Este proceso estratégico, que surgió en 1995 en Estados Unidos, permite hacer continuas revisiones para evaluar qué funciona y qué obstaculiza al proyecto. Pero más allá del propio trabajo, «las personas que componen el equipo multidisciplinar son también fundamentales, así como la división de tareas y la priorización de las mismas», ha insistido la responsable. Unas metodologías que siguen el trayecto de una espiral donde el inicio lo protagoniza una primera reunión con el cliente y, tras desarrollar esa parte del proyecto, se repite la reunión para mostrar los resultados logrados.

Nuevas perspectivas que motivan y muestran cómo la tecnología se puede aplicar a todo tipo de actividad laboral. Díez ha incidido, además, en la filosofía que rige toda entrega de software y denominada ‘triángulo de hierro’, donde existe una relación inversa entre el tiempo, el coste y el alcance para incrementar la calidad, valorando también las «historias de los usuarios» y los cambios que se puedan producir.

Con oficinas distribuidas por Bilbao, San Sebastián, Zaragoza y Logroño, y a la espera de aterrizar próximamente en Pamplona y Jaén, Bosonit «va a tener un desarrollo que va a darse fuera de los muros nacionales, aunque los principales clientes estén en Madrid», ha asegurado Díez. Tras su exposición, los estudiantes han podido simular la gestión del desarrollo de un proyecto a través de una dinámica grupal. El acto, patrocinado por TICandBOT, la FER y AERTIC, entre otros, también ha aglutinado diversos talleres participativos sobre informática y fabricación mecánica.

Comentarios
Subir