La Rioja

Cáritas busca «ángeles» que defiendan la dignidad de los más pobres

Todas las parroquias e instituciones diocesanas de la Comunidad van a celebrar una colecta a beneficio de Cáritas La Rioja. La cita, el último domingo de Adviento, que se celebra el 22 de diciembre. Este acto solidario va más allá de su finalidad de recoger fondos para sostener sus actividades.

Sobre todo, trata de lanzar un llamamiento a la conciencia de los cristianos y de toda la comunidad, sobre lo que son y lo que quieren ser, sobre su actitud ante la vida y ante los demás.

En este sentido, la colecta se enmarca en la campaña de Navidad de Cáritas Española que este año lleva por lema “Todos tenemos un ángel, especialmente en Navidad”.

Con este mensaje, que desde este fin de semana los voluntarios de la entidad van a dar a conocer en las parroquias riojanas, se desea movilizar a las comunidades cristianas y a toda la ciudadanía a actuar ante las circunstancias de precariedad y soledad de las personas más vulnerables, siendo capaces de despertar a ese ángel que se lleva dentro.

Esta llamada a ser «ángeles» que se movilizan para proteger, servir, amar y defender la dignidad de los más pobres y vulnerables pretende, además, ampliar la base social de donantes de Cáritas.

Para ello, la campaña invita a sumarse a la legión de mensajeros de solidaridad que, bien como donantes o como voluntarios, sostienen las acciones que las setenta Cáritas Diocesanas de toda España llevan a cabo para acompañar a 2,7 millones de personas desfavorecidas dentro y fuera del país.

Todos esos «ángeles» son responsables, por ejemplo, de que en el último año la Confederación Cáritas en España haya podido destinar 258 millones de euros de fondos procedentes de donaciones privadas a sus distintos programas sociales.

Ángeles para revertir la ‘sociedad desvinculada’

En un escenario social caracterizado, como alerta el “VIII Informe sobre exclusión y desarrollo social en España” de la Fundación Foessa, por una sociedad cada vez más desvinculada y aquejada de cierta “fatiga de la solidaridad”, la propuesta de activar ese «ángel» individual puede ayudar a conseguir que las personas, inmersas en un mundo que promueve el individualismo, se conviertan en una comunidad auténticamente acogedora que facilite el pleno acceso y la participación de los más vulnerables.

En La Rioja, como señala el Informe Foessa, 36.000 personas se encuentran en exclusión y 13.000 de ellas, en exclusión severa.

En este tiempo de Navidad, Cáritas pone el foco en la vigencia del pasaje evangélico de la Natividad que se encarna en aquellos que siguen naciendo en pesebres olvidados en todos los rincones del mundo: familias desahuciadas, las mujeres maltratadas, las personas sin hogar, los inmigrantes que están lejos de sus países de origen, las víctimas de la trata de personas, los ancianos que viven en soledad, los enfermos más débiles y dependientes, los desempleados y los trabajadores pobres, los niños desprotegidos o los jóvenes sin expectativas de futuro.

Comentarios
Subir