La Rioja

El ‘coche volador’ de Gran Vía se había dado a la fuga tras otro accidente

Poco a poco se van esclareciendo los detalles del espectacular accidente ocurrido en la madrugada del pasado viernes en la Gran Vía de Logroño, cuando un coche amaneció empotrado en la valla del parking, junto a la fuente de los Ilustres.

El atestado policial confirma las primeras teorías: que el coche se estrelló mientras emprendía la huída, después de golpear a otro vehículo en la confluencia de Gran Vía con la calle Múgica, y estaba ocupado por dos personas.

Estos días ha circulado por la capital riojana una teoría que no se ajusta a la realidad. Según dicho rumor, tras el accidente el conductor no se habría dado a la fuga, sino que se quedó merodeando en las inmediaciones hasta que llegó la Policía Local y su copiloto, una chica joven, no fue evacuada a Urgencias sino que los recursos sanitarios la atendieron en el lugar del accidente.

Según el relato de testigos presenciales, la joven evacuada a Urgencias era la conductora del vehículo al que embistió el ‘coche volador’ a la altura de calle Múgica, cuando se encontraba parada en un semáforo. El golpe fue tan fuerte que de la propia inercia también golpeó al coche que le precedía.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir