Deportes

La ciudad deportiva crea «ilusión» en Valdegastea: «Traerá beneficio al barrio»

La UD Logroñés ha comprado terrenos para su nueva Ciudad Deportiva en las afueras de Valdegastea (entre la prolongación de la Calle Rumanía y el Camino Viejo de Fuenmayor). Para ello, la entidad ha invertido 1.225.642 euros y actuará sobre más de 126.000 metros cuadrados. Una base que permitirá el crecimiento deportivo y a buen seguro, repercutirá en su entorno. Se cumple así un sueño de Félix Revuelta, máximo accionista de la entidad.

María Victoria Pinillos, presidenta de la Asociación de Vecinos de Valdegastea, se muestra muy optimista con el proyecto: «Nos parece muy buena noticia por varias razones. Algo así, de forma indirecta; al barrio le tiene que traer beneficios. Puede ser más atractivo para inversores, para hacer algo tan sencillo como una cafetería (solo hay una). Y por otro lado, que se asocie el nombre de Valdegastea a un evento deportivo, es una buena imagen para el barrio». Y por si no queda claro, afirma contundentemente: «No le veo nada negativo al proyecto».

Según su punto de vista, la nueva instalación podría mejorar las condiciones del barrio, con dos objetivos en mente. El primero de ellos es abrir la calle Irlanda, al final de la calle Francia; interrumpida ahora mismo por bloques de hormigón: «Facilitaría la salida de los coches hacia la carretera del Cristo, puede haber mucho movimiento de personas». El segundo es otra línea de autobús adicional que, según Pinillos, se discutió y se descartó durante la pasada legislatura.

Pese a que el objetivo más grande de los vecinos sea el soterramiento de las vías del tren, con el fin de mejorar las conexiones con el centro de la ciudad, la presidenta es consciente de que deben ir poco a poco: «Empezamos hace años y hemos conseguido muchas cosas». Sin embargo, la crisis hizo mella: «Se cortaron muchas cosas que estaban previstas; estamos muy lejos de otros barrios; mientras que otros piden mejoras, nosotros solamente cosas básicas». Y en este sentido, la Ciudad Deportiva podría relanzar las expectativas de este sector logroñés.

Se trata de una vecindad acostumbrada a los reveses, así que Pinillos no quiere echar las campanas al vuelo: «Somos un poco escépticos en Valdegastea, nos lo acabaremos de creer cuando lo vemos». Eso sí, la seriedad demostrada por Félix Revuelta le hace estar un poco más tranquila. «Me fío más de un empresario que de un político», concluye.

Subir