El Rioja

Último control de maduración: vendimia prácticamente generalizada

El control de la maduración de la uva realizado por el Consejo Regulador de la DOCa Rioja el pasado lunes ha permitido constatar que tanto el estado sanitario como vegetativo del viñedo continúa siendo bueno.

Las precipitaciones habidas y las altas temperaturas, que se están dando durante el día, obligan a estar vigilantes sobre el equilibrio ante el estado sanitario y la llegada a parámetros de vendimia. Las noches frescas y ligero viento están ayudando a mantener buenas expectativas sanitarias en las uvas.

Continúa estabilizado el peso de la baya en Rioja Oriental, mientras que en Rioja Alta y Alavesa el peso se encuentra dentro del rango normal de pesos medios. Eso sí, en los valores más bajos de dicho rango. Ha de tenerse en cuenta que este año el menor número de bayas por racimo condiciona su peso final.

Con la vendimia prácticamente generalizada en todas las zonas, aunque de forma selectiva, se llevan recogidos casi 200 millones de kilos y la uva ha entrado en bodega con buenos parámetros analíticos ratificándose el menor rendimiento en viñedos con respecto al año pasado.

Pablo Franco, director del Órgano de Control del Consejo Regulador, constata que, en la última semana, en cuanto a la valoración de los demás parámetros, se aprecia un «aumento del grado y evolución lógica de la acidez con mantenimiento del pH».

Así se indica en las conclusiones del sexto -y último – Boletín de Maduración editado por el Consejo y que realiza este control al servicio del sector vitivinícola riojano. Dada la generalización de la vendimia y la existencia de viñedos en situación de vendimia por toda la Denominación, este será el último boletín de seguimiento en esta campaña.

Comentarios
Subir