El Rioja

El grupo La Rioja Alta S.A., “muy optimista” ante la nueva vendimia

La selectiva recogida de los primeros racimos en los viñedos más tempranos de la finca ‘Los Cuartos’ en Cenicero ha significado el comienzo de la nueva cosecha. Una campaña que el grupo La Rioja Alta S.A. afronta con unas perspectivas “muy optimistas” en sus bodegas, “tras un ciclo vegetativo muy positivo que nos ha proporcionado racimos pequeños con granos sueltos y de buen tamaño, perfectos para la elaboración de vinos de guarda”.

No obstante, la siempre incierta meteorología “obliga a ser prudentes”. La ausencia de lluvias y unas mañanas soleadas “garantizarían unas maduraciones perfectamente equilibradas y acompasadas”. Serán los análisis diarios de las muestras recibidas desde el viñedo los que determinarán la fecha de vendimia más idónea en cada una de sus parcelas, tanto en Rioja (La Rioja Alta, S.A. y Torre de Oña) como en Ribera del Duero (Áster).

Donde ya ha avanzado esta nueva cosecha es en la bodega gallega Lagar de Cervera. “El extraordinario verano disfrutado en septiembre en Rías Baixas ha permitido equilibrar el ligero retraso en la maduración tanto de la uva Albariño como de las variedades Loureiro, Caiño y Treixadura, imprescindibles para la elaboración de nuestro Rosal Pazo de Seoane”, destaca el grupo, indicando que las previsiones meteorológicas son favorables y, por tanto, la vendimia está siendo escalonada.

El alto nivel de aromas y de equilibrio de acidez y azúcares alcanzado “contrasta con el descenso generalizado de la producción en toda la zona que, de media, puede superar incluso un 25 % con respecto al 2018”. Una de las principales razones, la granizada padecida el 25 de abril que afectó a la gran mayoría de viñedos de O Baixo Miño.

Subir