Gastronomía

Lengüetazos fresquitos: polos artesanos junto al reino de los helados

Polos, como los de toda la vida, con el palito, lengüetazo a lengüetazo, refrescantes y aptos para los valientes que se atreven a darle el típico ‘mordisquito’ al hielo. Así son los helados de +Polo, el nuevo despacho de polos artesanos que desde hace tres semanas sorprende a los viandantes que callejean por las calles San Agustín, la plaza homónima y Albornoz.

«Es un producto artesano, natural, hecho por Hokey Pops, una marca española de Madrid, que utiliza materias de primera calidad, gourmet», explica Mikaela Ruiz, una de las socias de este nuevo establecimiento.

Uno de los puntos fuertes es la variedad de sabores. «Tenemos 15 sabores, que varían desde Oreo -con galleta incluida- y mojito a frutas (fresa, limón, mango, piña, sandía, frambuesa, coco…), otros más cremosos como fresa con leche, dulce de leche, tarta de queso, yogur con frambuesa…», enumera. Y en breve serán más: «en dos semanas, traeremos tres sabores más, veganos, que además son adecuados para quien tiene problemas con la lactosa: avellana con leche de avellana; fresas con leche de arroz; y frutas del bosque con leche de soja».

Todo ello en un pequeño local que hace esquina, ubicado en plena zona gastronómica y junto a las terrazas de San Agustín,  donde +Polo aspira a institucionalizarse como el postre de quienes ‘laurelean’. «Es una buena opción, digestiva, para que bajen los pinchos», ríe Mikaela y eso que la competencia es seria. «Estamos junto a la calle de los heladeros, Portales, pero nuestro producto es diferente», concluye.

Comentarios
Subir