El Rioja

El lío se instala en ABRA: junta ratificada y estatutos en el aire

El lío se instala en ABRA: junta ratificada y estatutos en el aire

La junta directiva de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) ha sobrevivido a la moción de censura que varios socios habían activado en su contra. Lo ha hecho, en cambio, en una atmósfera en la que la confusión ha sido la nota dominante.

A pesar de que muchos asociados acudían este miércoles a la asamblea general extraordinaria con la certeza de que lo que se votaba era la revocación de los actuales directivos, un giro de 180 grados en la formulación de la pregunta ha propiciado un resultado, cuando menos, extraño. A pesar de que los impulsores de la moción de censura han ganado todas las votaciones previas, han perdido la referida a la continuidad de la junta.

¿Por qué? Según algunos bodegueros consultados por NueveCuatroUno, por una cuestión puramente léxica: la pregunta hablaba de «ratificar» a la junta cuando muchos creían que estaban votando a favor de «revocarla». «Sé de gente que ha votado creyendo que lo hacía para que se fuesen y al salir se ha dado cuenta de que han hecho todo lo contrario», explica uno de estos asociados. Sea como fuere, 45 personas han avalado la ratificación, frente a 34 sufragios en contra, uno nulo y una abstención.

Conflicto estatutario

En cambio, no ha sido ese el único lío de la asamblea general de ABRA. Por no ser, ni siquiera ha sido el mayor embrollo. Lo verdaderamente serio ha llegado en la votación del cambio de estatutos, en la que el sector crítico se ha impuesto al ‘oficialista’ por una abrumadora mayoría: 52 votos a favor, 26 en contra, un voto en blanco  y una abstención.

Y el lío viene porque la junta directiva del colectivo bodeguero considera que la victoria no ha alcanzado la mayoría absoluta del quórum, en el que incluyen también a los asociados que no han acudido este miércoles a votar. En este sentido, los responsables de ABRA defienden que para cambiar los estatutos habrían sido necesarios 55 votos a favor, tres más de los cosechados.

Lo curioso es que eso no es lo que reflejan los estatutos de la asociación (con cambios o sin ellos). En su artículo 12 se establece que la modificación de los mismos requiere «una mayoría absoluta (mitad + 1) de las personas presentes o representadas».

Así las cosas, el notario de Laguardia ha expresado sus reservas sobre la validez de la votación desarrollada este miércoles en Laguardia en lo relativo al cambio estatutario y la decisión queda en suspenso hasta próximo aviso.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir