El Rioja

La junta de ABRA se enfrenta a una moción de censura el próximo miércoles

La polémica propuesta para cambiar el nombre de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) a ‘Bodegas de Euskadi’ parece tener sus consecuencias en forma de una moción de censura que la junta directiva deberá superar el próximo miércoles para seguir al frente del colectivo.

El salón de actos del edificio de la Cuadrilla de Laguardia-Rioja Alavesa acoge una asamblea general extraordinaria en cuyo orden del día figura «someter a remoción o ratificación los cargos de la actual junta directiva y, si procediere, convocar nuevas elecciones».

Carta a los asociados

Ante este panorama, los dirigentes del colectivo han remitido a todos sus asociados una carta en la que advierten del «riesgo de ruptura» de la ABRA y tratan de ofrecer «toda la información antes de votar la moción de censura y propuesta de cese de la actual junta directiva».

La propuesta del cambio de nombre copa casi la totalidad de sus explicaciones, subrayando que fue «una estrategia de marketing y búsqueda de mejor posicionamiento que considerábamos apropiada, sobre todo teniendo en cuenta que el registro del nombre y marca ‘Rioja Alavesa’ pertenece al Consejo Regulador de la DOCa Rioja».

«Entendimos entonces la marca ‘Euskadi’, un nombre que sí nos pertenece, como la herramienta en la que hubiéramos podido apoyarnos tanto en el posicionamiento de nuestros vinos como en obtener la fuerza necesaria para revertir la situación y recuperar la marca ‘Rioja Alavesa’, pues entendemos que el único y legítimo propietario de la marca debería ser la Diputación Foral de Álava», explica la junta directiva, indicando que «se volvió al antiguo nombre de ABRA por el importante revuelo mediático» que generó la propuesta del colectivo vitivinícola.

La directiva que se somete a la confianza de sus socios este próximo miércoles destaca «la necesidad de mantener unidas a todas las pequeñas bodegas de la comarca bajo una misma asociación, para tener más fuerza, para defender mejor nuestras necesidades y anhelos». «Es de vital importancia mantenernos unidos y, si hay diversidad de criterios, que es cosa normal, los presentemos y defendamos en nuestras asambleas, no en medios de comunicación u otros ámbitos», añade.

«Personas que jamás se habían movido por ABRA»

Con todo, los responsables de ABRA acusan a los asociados que se sintieron molestos con el cambio de nombre de «querer sustituir a la junta directiva, a la dirección, a los técnicos y a todo aquel que no opine como ellos». «Hemos debido molestar mucho a alguien durante estos últimos años, haciéndole sentir amenazado con nuestras acciones, para que movilice a personas que jamás habían movido un dedo por ABRA.

«Por todo ello, pedimos a los miembros de la asociación que voten a favor de la junta. Que nuestras discusiones sean de índole interno, que resolvamos nuestros problemas comunes en unión y que si alguien quiere dar un nuevo impulso o diferente, que utilice los buenos modos y normas establecidas sin histrionismos ni alharacas», concluye la misiva de ABRA.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir