La Rioja

Los apicultores riojanos denuncian el incremento de robos de colmenas

Los apicultores riojanos denuncian el incremento de robos en panales y colmenas

“Con estos episodios se va dinero e ilusión, porque cada vez es más difícil vivir de las abejas”. Así resume Álvaro Castillo, gerente de Campomiel, el ánimo de los apicultores riojanos ante el incremento de los robos de panales y colmenas.

Castillo ha revelado esta situación en declaraciones a RTVE La Rioja, donde ha denunciado el reciente robo cometido a siete apicultores de la zona de Moncalvillo, que les ha generado pérdidas por valor de unos 20.000 euros. Gracias a al colaboración de Agentes Forestales, la Guardia Civil y ganaderos del entorno ha sido posible recuperar estas colmenas, “aunque presentan un mal estado sanitario porque no se ha tratado a los animales en las condiciones adecuadas”.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para identificar a los autores de este robo que, a juicio de los apicultores, están familiarizados con la actividad: “Es gente que ha tenido contacto con la apicultura, porque cualquiera no se lleva unas colmenas, las carga en su vehículo”. “Quien ha cometido el robo es plenamente consciente del daño que ha ocasionado”, ha señalado a RTVE el gerente de Campomiel.

Según su testimonio, los episodios de este tipo son cada vez más frecuentes y en el entorno de Nájera también se han cometido en las últimas semanas robos del material necesario para la actividad de la apicultura. Ante este panorama, los profesionales del sector reclaman a las administraciones que incrementen la vigilancia policial sobre las colmenas.

Los amigos de lo ajeno no son, en cambio, la única amenaza que sobrevuela a los apicultores. “Cada vez es más difícil subsistir en el sector por las enfermedades, la sequía y el cambio climático”. Por todo ello, Álvaro Castillo hace un llamamiento a la ciudadanía sobre “la importancia de las abejas en nuestros montes y la necesidad de una actividad como la apicultura en la preservación del medio natural”.

Subir