La Rioja

La Laurel y los hosteleros de Logroño cierran filas ‘#PorElClima’

Coca-Cola y la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes) han presentado este viernes en Logroño una iniciativa de sensibilización en torno al cambio climático denominada ‘Hostelería #PorElClima’, a la que se han adherido 75 hosteleros de Logroño, 67 de ellos de la zona de La Laurel.

‘Hostelería #PorElClima’ es el proyecto que, desarrollado con el apoyo de Coca-Cola, impulsa la acción contra el cambio climático en el sector de la hostelería en España. Más de 450 establecimientos ya se han adherido para contar qué hacen ‘#PorElClima’. Si el establecimiento tiene luces LED, tapa las ollas al cocinar o tiene doble descarga en el inodoro es que está actuando contra el cambio climático.

De esta forma, ‘Hostelería #PorElClima’ ayuda al sector visibilizando a los establecimientos comprometidos y sus acciones climáticas, ampliando y extendiendo las acciones contra el cambio climático y generando un efecto contagio. Además, aporta ayuda con acciones, consejos y herramientas para reducir el impacto ambiental y agrupa a los establecimientos de Hostelería que están preocupados por no contaminar más el planeta.

Adherirse a la iniciativa solo precisa tres pasos:

– Entrar en la página web de la iniciativa.

– Poner un correo electrónico, una contraseña personal y el código postal.

– Marcar las acciones implementadas que aparecen contra el cambio climático. Hostelería #PorElClima.

Los 67 hosteleros de la zona de La Laurel adheridos a la iniciativa y otros ocho del resto de la ciudad han realizado un diagnóstico de las acciones que tienen en marcha en este sentido y, además, se han comprometido a ampliarlas y extenderlas para reducir su impacto ambiental.

Conclusiones del estudio

Se trata de medidas en torno al agua, consumo responsable, energía, movilidad y residuos. Algunas de las conclusiones del diagnóstico realizado han sido:

– Agua: en este ámbito las acciones climáticas ya están en marcha, ya que son las más extendidas en el sector de la hostelería. Lo más repetido es evitar el goteo en los grifos y el inodoro, reducir el caudal de los grifos y ofrecer doble descarga en los inodoros.

– Consumo responsable: evitar el desperdicio de alimentos, elegir bien a los proveedores, aprovechar los recursos, comprar productos reciclados e implicar a las personas empleadas. Además, una gran mayoría de los establecimientos consumen productos de proximidad y trabajan con proveedores locales, ayudando de esta forma al desarrollo de los productores de la zona.

– Energía: la utilización de LED es una de las prácticas más extendidas en la zona de La Laurel. De los restaurantes diagnosticados, la mayoría ya han incorporado esta forma de iluminación en sus establecimientos. También una mayoría cuenta con sistemas lumínicos de detección de presencia. El control sobre la temperatura de las neveras es una acción energética que una gran mayoría (54 establecimientos) cumplen. Otras son tener la nevera a 5 grados y el congelador a 18 grados negativos (considerado como lo ideal), tapar las ollas al cocinar, usar la calefacción en invierno entre los 19 y los 21 grados; evitar el consumo de energía del modo stand by, aprovechar la plena carga de los electrodomésticos como lavavajillas y lavadora, poner el aire acondicionado entre 24 y 26 grados y usar energías renovables.

– Movilidad: aprovechar la red de transporte púbico para atraer a clientes y para los viajes del personal, fomentar el uso de la bicicleta, usar el camino más corto con sistemas que optimicen la logística.

– Residuos: respecto a los residuos, se puede destacar que los establecimientos adheridos de Logroño y de la zona de la Laurel en concreto tienen cubos separados para los diferentes residuos y reciclan correctamente tanto el papel, aceite, vidrio, plásticos, bricks, orgánica, bombillas… Asimismo, tienen la ‘recogida selectiva’ con días asignados para sacar determinados residuos.

Los compromisos

La hostelería de la Zona La Laurel además quiere continuar su compromiso climático de mejora continua con la incorporación de nuevas acciones climáticas que ayuden al medio ambiente, al clima y a su comunidad. Para ello se comprometen a:

– Poner en marcha un servicio de recogida del aceite usado doméstico para todo el vecindario de la zona y aledaños. De esta forma todos los establecimientos adheridos podrán recoger el aceite que hayan recogido los vecinos para gestionarlo junto con el suyo para su perfecto reciclaje.

– La zona La Laurel se compromete también a que los establecimientos adheridos a ‘Hostelería #PorElClima’ que todavía no han hecho el cambio a LED lo incorporen para que dicha medida de ahorro energético esté implantada al 100 %.

Reflexiones sobre hostelería y cambio climático

Tras la rueda de prensa y en ese mismo emplazamiento ha tenido lugar una mesa redonda en la que han participado el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza; José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España; Francisco Martínez-Bergés, presidente de la Asociación Hostelería Riojana de la FER (Federación de Empresas de la Rioja); Adolfo Sáenz, presidente de la Asociación de Hosteleros de la Zona La Laurel; Francis Paniego, chef del restaurante El Portal de Echaurren (dos estrellas Michelín); José Calvo, aficionado a la meteorología y autor del blog Meteosojuela; Ana Mastral, responsable de Hostelería por el Clima de ECODES y Fernando Anel, jefe de comunicación de la región noreste de Coca-Cola European Partners Iberia.

Moderada por el periodista Carlos Santamaría, se han abordado, entre otros temas, la actuación de la hostelería contra el cambio climático, su impacto en el turismo logroñés, la preparación del sector.

José Calvo, conocido aficionado a la meteorología en La Rioja, ha sentado las bases de los efectos del cambio climático y cómo se hacen sentir en la zona. Para el presidente de la Hostelería de España José Luis Yzuel, la situación actual «se vive con cierta preocupación» en el sector, pues «el clima afecta directamente al consumo, cuando las temperaturas son muy altas, por ejemplo, la gente sale menos», ha apuntillado.

Por ello, cree «muy importante» unirse al proyecto ‘Hostelería #PorElClima’, al que ya se han adherido «más de 400 establecimientos», ha afirmado. El camino de la hostelería, ha indicado, pasa por «hacer las cosas bien hechas y entre ellas se encuentra hacerlas medioambientalmente más sostenibles».

Para Francisco Martínez-Bergés, presidente de la Asociación Hostelería Riojana de la FER (Federación de Empresas de la Rioja), «la hostelería riojana quiere poner su granito de arena en el empeño de ayudar a que nuestro planeta sea lo más sostenible posible poniendo de nuestra parte todo nuestro empeño y nuestras ganas en hacer de nuestra hostelería un referente de responsabilidad con el medio ambiente y el clima, y ser un ejemplo para todos».

Adolfo Sáenz, presidente de la Asociación de Hosteleros de la Zona La Laurel, ha destacado el compromiso esta zona con la economía circular. «Nuestro pilar central gira en torno a los productos de proximidad, utilizados en la elaboración de una variada oferta gastronómica compuesta por más de 2.000 tapas cuya materia prima viene en su mayoría de productos locales. A la calidad, proximidad, ambiente familiar y tradición, la Zona La Laurel suma hoy su compromiso por el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático».

Ana Mastral, responsable de Hostelería por el Clima de ECODES, ha recordado que el cambio climático es «un problema global y solo tiene una solución global, que nos afecta a todos». El programa ‘Hostelería #PorElClima’ propone al sector hostelero, tal y como ha indicado Mastral, que «identifique las medidas que están en su mano para actuar, pues son muchas, como por ejemplo lo relacionado a eficiencia energética o al desperdicio alimentario».

Asimismo, ha destacado que como país líder mundial en turismo, «también debemos serlo en la lucha frente al cambio climático», y cumplir además con el compromiso del Acuerdo de París. Una forma de reconocer a los establecimientos que participen en el programa, es a través de un distintivo con el que se busca «un círculo virtuoso entre hosteleros y consumidores que los reconocen y recompensan esa acción», ha añadido.

«Con este proyecto queremos ayudar a los hosteleros con herramientas para reducir su impacto ambiental», ha dicho Fernando Anel, jefe de comunicación región noreste de Coca-Cola European Partners Iberia. Una iniciativa que también contribuirá a la «visibilización del negocio» como establecimiento comprometido, ha apuntillado, además de «generar un efecto llamada» para que otros se sumen, «dados los múltiples beneficios que supone para todos».

Las acciones climáticas llevadas a cabo en su restaurante El Portal de Echaurren por el reconocido chef Francis Paniego han dado ejemplo de todo lo que la hostelería comprometida puede hacer en su establecimiento pero también teniendo en cuenta la forma de cocinar, la dieta o el desperdicio de alimentos.

Con el desarrollo de este acto Coca-Cola y la Comunidad ‘#PorElClima’ buscan sensibilizar al sector hostelero e invitarles a que den a conocer las acciones que están realizando desde sus establecimientos (restaurantes o bares) en la lucha contra el cambio climático. Este sector está cambiando y ‘Hostelería #PorElClima’ muestra y pone en valor el esfuerzo y el compromiso que muchos hosteleros están haciendo para actuar contra el calentamiento global.

La jornada ha finalizado con la colocación por parte del Alcalde de Logroño, Pablo Hermosos de Mendoza, de un distintivo diseñado exclusivamente para esta iniciativa.

El compromiso de Coca-Cola con la hostelería y la sostenibilidad

El apoyo a la hostelería y el compromiso con el medio ambiente son dos prioridades en el modelo de negocio de Coca-Cola, y, así se refleja en su estrategia de sostenibilidad para Europa Occidental ‘Avanzamos’.

Tenemos que tener en cuenta, que la hostelería es un sector clave en la economía española, ya que representa más del 7% del PIB y da empleo a más de un millón y medio de personas. Por eso, Coca-Cola quiere reiterar y seguir demostrando su apuesta por el sector con iniciativas como la de Logroño para crecer juntos e identificar y satisfacer las necesidades de sus clientes, a través de soluciones y respuestas innovadoras.

En el caso de la sostenibilidad, Coca-Cola ayuda a su entorno, pero también hace que sus actividades tengan un impacto más positivo. Por ello, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático son dos prioridades integradas en la actividad y el negocio de Coca-Cola, con la meta de ser un referente en materia de gestión ambiental y de compromiso.

Precisamente ‘Avanzamos’, la estrategia de sostenibilidad de Coca-Cola para Europa Occidental, establece un objetivo concreto para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en toda su cadena de valor: reducir a la mitad las emisiones directas de carbono para 2025. En 2018, se redujo un 44,8% las emisiones de GEI en sus operaciones respecto a los datos de 2010. En este mismo ejercicio se redujo un 2,5% el consumo de energía y se consiguió cumplir con el objetivo de que el 100% de la energía eléctrica consumida proceda de fuentes renovables.
Coca-Cola intenta extender su estrategia de sostenibilidad y compromisos ambientales, tanto a los proveedores como a toda la cadena de suministro, que también incluye los establecimientos con los que está trabajando en Logroño e invita al resto de restaurantes de la vía a sumarse a esta iniciativa.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir