Cultura y Sociedad

El festival Encinart moviliza a casi 9.500 espectadores en Enciso

Enciso regresa a la calma después de tres jornadas de intensidad cultural y artística. Atrás queda la undécima edición de Encinart celebrada este pasado fin de semana. Un evento cultural que ha centrado la atención sobre este municipio de la sierra riojana. Tal como reconoce la organización, «tras once años consecutivos, el festival sale reforzado e imparable, así lo avalan la gran acogida que le han concedido el nivel de sus propuestas y casi los 9.500 espectadores».

Antes de la despedida, el domingo, la jornada contó con actuaciones, como la del Tenderete de Elisa y Elena: un espectáculo repleto de canciones, historias y color que acerca al público infantil a la música, a la lectura o a los oficios; divertida manera de hacer la colada que hizo las delicias de las niñas y niños allí reunidos. Seguidamente, Tongo, banda revelación 2018 en Radio 3, colaboradora de reconocidas compositoras como Rozalen o Amparanoia, llenó la Plaza Mayor: latín fusión, compromiso por la
igualdad y letras reivindicativas; energía musical e innovadora que hizo corear a los asistentes su último disco, ¡Que revienten!, mientras disfrutaban de la
tradicional degustación de pimientos rellenos de boletus.

Por la tarde, tuvo lugar el último espectáculo previsto para esta edición: los componentes de Al Tran Tran Impro, antiguos amigos de la Muestra, dieron rienda suelta a su capacidad de improvisación involucrando al público en sus desternillantes canciones.

La ceremonia de clausura se celebró en el albergue y se abrió con un vídeo proyección de fotografías realizado durante estos tres días por alumnos del IES Batalla de Clavijo. A continuación, llegó la tan esperada entrega de premios: Las Raras, la Angustias y la Remedios, o lo que es casi lo mismo, sus creadoras, Ángela y Paloma se alzaron con el premio del público por su descarada interpretación en la comedia Estoy Rara. Crucidramas. Una propuesta de signo muy diferente conquistó el galardón del jurado: Hispania, verso y madera; María Reyes Aznar, cantante de Finalis Terra, emocionó al público cuando subió a recoger junto a su compañero, el guitarrista Ramón Vergara, tan merecido premio al afirmar: “Durante estos días pasados en Enciso no solo he descubierto Encinart, también un mundo rural que se hace grande y fuerte”.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir