La Rioja

Ciudadanos La Rioja saborea su dulce e histórico momento

En Ciudadanos La Rioja están de dulce. Es el sabor que mejor define el ambiente en la sede naranja logroñesa. Gominolas para todos (literalmente). Hay que disfrutar del momento: de conseguir un escaño por La Rioja en el Congreso. Y también hay que endulzarse la espera. «Albert sal». No es que le pidan al líder nacional condimento para la pizza que antes se ha repartido entre periodistas y simpatizantes ávidos de resultados, sino que por favor comparezca Rivera en Madrid.

Porque cuando se pierde la espera se hace agónica, pero cuando se gana se hace eterna. Hay ganas de saltar, de abrazarse, de decir públicamente lo que en corrillos se van diciendo de forma discreta: «Nadie creía que íbamos a conseguirlo», murmullan.

Y Cs La Rioja lo ha hecho: ha logrado un diputado en Madrid. María Luisa Alonso hace las maletas: cambia el Ayuntamiento de Logroño por la carrera de San Jerónimo. «Cada vez que se abren las urnas Ciudadanos crece: hemos logrado un 32% más de votos que en los comicios de 2016, cerca de lograr el sorpaso al PP», ha subrayado la nueva diputada entre los vítores de su equipo de campaña y de sus compañeros de partido.

En cifras, en esta ocasión los naranjas han conseguido 32.063 votos, por los 24.180 de hace tres años. En puntos porcentuales, los pupilos de Rivera en La Rioja han alcanzado cuatro puntos más que las elecciones pasadas. «Histórico», así ha definido el resultado Pablo Baena, que será la cabeza de lista para las elecciones del 26 de mayo.

«No somos flor de un día. La Rioja necesita un cambio, quiere que cuente y Ciudadanos se va a dejar la piel desde la oposición: exigiré a los diputados de PSOE y el PP que cumplan con su palabra», ha destacado Alonso. «Esta región quiere evolucionar, modernidad, dejar de estar aislada y abandonada y en Cs vamos a darlo todo: somos la esperanza de España y el futuro de La Rioja».

Ahí ha llegado la emoción de María Luisa cuando su hija se ha acercado. Y todo ha terminado como ha empezado, con el grito de guerra: «Vamos, Ciudadanos, vamos, Ciudadanos». Están de dulce… Como los aperitivos.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir