El Rioja

La Ardanza trotamundos: de vendimia en Australia con canguros y escorpiones

La tataranieta de uno de los fundadores de Bodegas La Rioja Alta, de vendimia en Australia con canguros y escorpiones

Los caldos de Bodegas La Rioja Alta S.A. han ido traspasando fronteras en el mundo del vinícola… Hoy una de las tataranietas de su fundador, Estrella Ardanza, hace lo propio descubriendo mundo y conociendo otras formas de elaborar vino. Si hace unos meses nos contaba su experiencia en el país del sol naciente, en una pequeña bodega de Japón, hoy nos traslada hasta las Antípodas: Australia.

Su aventura se lleva a cabo ahora en una bodega ubicada en South Australia, al sur: «A pesar de que tiene capacidad para elaborar 30.000 toneladas de uva y una capacidad de almacenamiento para 35 millones de litros, no es de las más grandes de la zona. Aun así, comparado con la de Japón, que era una bodega boutique, esto es un monstruo», cuenta la joven Ardanza.

Es decir, que lo que está viviendo poco tiene que ver con lo explorado en el país nipón: «La bodega elabora los vinos para clientes externos y aunque gran parte de ellos son para consumo doméstico, casi la mitad de ellos se exportan a China y a Europa». En concreto, elaboran graneles, pero también premium de los valles de Barossa, McLaren, Clare, Limestone o Adelaide Hills, zonas de prestigio en el país y el mundo entero.

Pero, ¿qué ha estado haciendo Estrella en dicha bodega? «Yo me encargaba de controlar las fermentaciones de los vinos blancos y rosados». «En estos momentos la entrada de uva ha terminado y la bodega no abre las 24 horas. Pero los turnos de noche son los que más me gustaban porque eran más emocionantes. Los enólogos no estaban y en algún momento tenía que tomar decisiones desde la oficina, donde estaba el ‘planning’ de todas las operaciones, comunicándoselo por walkie-talkie a los trabajadores de allí».

Aunque no todo ha sido divertido, si bien para la tataranieta del fundador de La Rioja Alta ha resultado algo más curioso que peligroso: «En los depósitos, al estar al aire libre la inmensa mayoría, por la noche se veían arañas de todos los tamaños, incluidas las ‘red back’ de Australia, conocidas como viuda negra, pero también aparecían escorpiones».

En un país tan opuesto, físicamente y en todos los sentidos, al español que no es extraño que sean varios los aspectos que han atraído la atención de la riojana. Por un lado la gran diversidad de variedades producidas; pero en especial las menos conocidas «como Fiano, Gordo, Dolcetto, Ruby Cabernet o Mataró (nuestra Monastrell)».

El tamaño de las viñas también le ha sorprendido: «Lo grandes que son. Parecen árboles y, por lo tanto, la forma de vendimiar está mecanizada. En la bodega la uva solo entra por la tarde y noche y había días que entraban entre 800 y mil toneladas obligando a tener turnos las 24 horas, que incluían tres quipos de trabajo donde había jóvenes de todo el mundo: India, Sudáfrica, Reino Unido, Francia, Argentina, Alemania, Italia…», relata.

Y si tuviera que destacar algo especialmente curioso se queda con «el día que se coló un canguro en la sala de muestras, ¡me llevé una sorpresa! Finalmente resultó ser… ¡de una enóloga que tiene siete de mascotas y por lo visto se conocían bien la bodega!», comenta divertida. Esta enóloga rescata los canguros bebés de las bolsas de las madres cuando son atropelladas: en muchas zonas de Australia los canguros son plaga en los viñedos y hay tantos que, en algunas zonas, en las carreteras se ven canguros atropellados cada diez metros.

Después de estos meses la joven Ardanza admite que está siendo muy enriquecedora la experiencia, «pero no es mi filosofía de entender el mundo del vino. Aquí no se mima la uva, tampoco la viña y la entrada en las tolvas es en plan bestia, en algunos casos, incluso camiones con remolques articulados de 40 toneladas, en definitiva un método más industrial».

¿Del futuro? La descendiente de los Ardanza no planea volver a la patria, pero sí al hemisferio norte, en septiembre, para hacer una nueva vendimia: Napa, en California, el Véneto en Italia o la Borgoña francesa podrían ser sus destinos. Habrá más capítulos de ‘la Ardanza por el mundo vitivinícola’.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir