La Rioja

¿Y para el vermú? Un rosado, por favor

Hay momentos en los que el vermú sabe más rico que de costumbre. Y la sobremesa de este domingo ha sido uno de esos. El vinito, la cervecita y el picoteo entran mejor cuando una lleva cinco kilómetros en el cuerpo y se ha arrimado el hombro contra el cáncer.

Las calles de Logroño tenían un colorido especial, con el rosa mandando sobre el resto de tonalidades y con la satisfacción de las participantes en la Carrera de la Mujer como nota dominante. ¡A vuestra salud!

Subir