La Rioja

‘Alti’, tras la condena por abusos sexuales: «Me habéis arruinado la vida»

Ángel Gómez ‘Alti’ defiende su inocencia, pese a estar condenado por abusos sexuales

Ángel Gómez ‘Alti’ defiende su inocencia a capa y espada. Pese a que la Audiencia Provincial de La Rioja le ha condenado a siete años de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales sobre una persona discapacitada, el preparador físico logroñés ha explicado que las informaciones aparecidas estos días en la prensa son «inciertas».

«Creo que deben esperar al veredicto final sin hacer un juicio paralelo, dado que la justicia es la que tiene la voz final y con respeto al derecho que tiene todo ciudadano a la presunción de inocencia, principio fundamental de nuestro sistema judicial», ha comentado Gómez.

El entrenador se aferra a que ha apelado ante el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, «porque sigo defendiendo mi inocencia ante tal acusación», aunque se le debe olvidar que ya ha sido condenado por la Audiencia Provincial. Condenado. No se ha hablado nunca en este caso sobre una investigación, una imputación o una denuncia sino sobre hechos probados y que la justicia ha considerado como ciertos.

Pese a esta situación, Ángel Gómez ha afirmado que la trascendencia de su sentencia se debe a «alguna mano negra» por «interés» o «algún oscuro motivo», ya que data del 6 de febrero de 2019 y ningún medio se había hecho eco de ella hasta ahora. En el caso de NueveCuatroUno, podemos indicarle al condenado que no conocíamos de su existencia hasta el pasado miércoles, tras lo que comenzó una intensa investigación periodística.

La sentencia afirma que el joven se montaba en el coche del preparador físico algunos fines de semana y se trasladaban hasta una vivienda desocupada, propiedad de la madre del procesado, tras lo que enseñaba a la víctima vídeos de contenido sexual y le realizaba tocamientos.

El entrenador reconoció ante la Policía, según recoge la documentación a la que ha tenido acceso NueveCuatroUno, que no entendía por qué eso era delito ya que había sido «voluntario» y «consentido», siendo mayor de edad. Sin embargo, también ha quedado probado que «es un joven vulnerable, manipulable, fácilmente influenciable, incapaz de elaborar planes estructurados, poco consciente del riesgo, que sobrevalora sus capacidades y tiene una edad mental de un niño de 9 años».

«He seguido trabajando»

Dos días después de que saltara la noticia, ‘Alti’ ha asegurado que no ha sido suspendido de ninguna de sus funciones, incluida la de entrenador del Club Añares.

«Sigo entrenando a los atletas y a los colectivos que siguen confiando en mí, y que son muchos. Alguien quiere hacerme un daño innecesario», se ha defendido, resaltando que desde que empezó su «calvario» ha seguido trabajando como hasta la fecha: «Con la profesionalidad que me ha caracterizado. Nunca he sido objeto de ningún escándalo de esta índole ni de ninguna otra».

«Siento una gran decepción con la prensa por haberme hecho portada de todos los medios de comunicación, arruinándome la vida, sin que la sentencia sea firme y estando recurrida, siendo portada con mi foto y sin permiso de prestar mi imagen en todos los medios nacionales», ha concluido en su argumentación.

La justicia riojana, además de los siete años de cárcel, también le ha impuesto una multa de 8.000 euros de indemnización por daños morales y la inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio retribuido o no que conlleve el contacto regular y directo con menores o discapacitados por un periodo de tiempo de 7 años.

Asimismo, le ha prohibido acercarse o comunicarse por cualquier medio con la víctima durante 10 años y 6 meses. Además, una vez cumplida la pena, el tribunal le condena a 6 años de libertad vigilada

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir