La Rioja

La subestación de Cascajos ‘abre hueco’ a la rotonda de Miguel Delibes

Los vecinos más optimistas de Cascajos se habrán cargado de ilusión este martes al percatarse de la presencia de operarios actuando sobre la subestación eléctrica de Iberdrola. Más aún cuando los profesionales han desconectado los cables de alta tensión de una de sus torretas, la más próxima a la Avenida de Colón.

Ya sentimos chafarles la esperanza, pero la subestación -de cuyo desmantelamiento se comenzó a hablar hace ya más de diez años- no se va a mover de su sitio. No, al menos, de momento. Iberdrola tan solo está llevando a cabo una ligera modificación sobre la misma.

Según han confirmado fuentes municipales a este medio, la eléctrica está aplicando pequeños ajustes para modificar «ligeramente» el vallado exterior de la subestación y permitir así la ejecución de la rotonda proyectada en el plan del ‘nudo’ de Vara de Rey para conectar en el futuro la calle Miguel Delibes y la Avenida de Colón.

Así pues, la única diferencia que percibirán los vecinos a simple vista será un ‘acortamiento’ de la longitud del cableado en unos cinco metros, distancia que se le ganará a la acera de la Avenida de Colón una vez que la adecuación se haya completado y antes de que las obras de la rotonda se pongan en marcha.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de la capital riojana e Iberdrola mantienen una tensa negociación sobre el desmantelamiento de la subestación e, incluso, el portavoz municipal no descartaba el pasado mes de febrero que el asunto acabe en los tribunales.

«Esto es casi un litigio que puede acabar en una controversia judicial», apuntaba entonces Miguel Sáinz, revelando que la compañía eléctrica quiere que el Consistorio cargue íntegramente con los costes del traslado de la infraestructura, algo en lo que el Ayuntamiento «discrepa».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir