La Rioja

Fieles a ir de ‘eco-compras’ en el mercado logroñés

La Muestra Agroecológica Ciudad de Logroño da vida cada sábado a las calles Portales y Once de Junio

La plaza Once de Junio de Logroño es un cruce de caminos. Los que entran al Casco Antiguo, los que salen, los que van de compras, los que llegan de aparcar, los que se acercan a la oficina de turismo a informarse… Incluso los que parten a la Valvanerada, como homenajea la estatua de los caminantes.

Pero los sábados por la mañana, de 9 a 14 horas, la plaza Once de Junio es también un punto de encuentro, de compras y de alguna forma de fidelización. Es el momento del mercado de productos ecológicos. Y esta modalidad de producción alimentaria si algo tiene es fieles. De hecho, recorriendo los cinco puestos, que este sábado despachan sus productos, esta es sin duda la frase más repetida por los tenderos: «La clientela suele ser fija».

Así lo refrenda Pedro (Nalda) y su puesto de verdura y hortaliza; o Clara de Artepania (Poyales), con su surtido de panes ecológicos; y Margarita de Rosalinda (Arrúbal), y sus huevos ecológicos. Ellos son tres de los puestos, a los que se unen la panadería Cumpanis (Logroño) y la tienda de fruta y verdura La Casilla Ecológica (Alfaro). Dependiendo de época del año también hay alguno más de miel, de nueces, etc.

Pedro, de Nalda, en el mercado ecológico.

Pedro, de Nalda, fue de los que se sumó al mercado ecológico logroñés desde el primer momento. «Empezamos en 2012, primero de forma quincenal, en la zona de la plaza de Santiago, y luego ya en la actual ubicación y con periodicidad semanal», explica. «El invierno suele ser mejor para la venta, cuando hace mejor tiempo la gente se va fuera», señala.

Margarita, de Huevos Rosalinda (Arrúbal).

Lo cierto es que, observando un ratito cómo funcionan los puestos, se ve que hay complicidad entre productores ecológicos y clientes: se sugieren formas de cocinar el brocoli, se comentan los sabores de los panes previa experiencia de las semanas anteriores…

«La gente que viene suele estar comprometida con este tipo de alimentación, algunos te preguntan por el tipo de azúcar que utilizamos o por las harinas. También hay quien pasa por aquí de primeras, se acerca, pregunta, prueba y acaba convirtiéndose en cliente», apunta Clara, de Artepania, que es una de las últimas en apuntarse, en el mercado desde noviembre.

Clara, de Artepania (Poyales), en el mercado.

Sin un perfil de público definido, con compradores jóvenes, de mediana edad y mayores, lo ecológico parece que gana adeptos, aunque a un ritmo cauteloso y sin ser mayoritario. «Cada vez viene más gente y se valora más lo ecológico», apunta Marga de Huevos Rosalinda. «A Logroño ha llegado un poco más tarde que a otras regiones limítrofes, pero va en aumento», concluye Pedro.

Todo ello se enmarca en la Muestra Agroecológica Ciudad de Logroño, que organiza el Consejo de la Producción Agraria Ecológica de La Rioja (CPAER) en colaboración con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Logroño.

Así pues, los sábados, en el centro de Logroño, además de ir compras tradicionales, también es posible irse de eco-compras. Para todos los gustos.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir