La Rioja

Un motociclista de Uber Eats busca a la mujer que provocó su accidente

Un motociclista de Uber Eats busca a la mujer que provocó su accidente

La vida hace giros argumentales, muchas veces sin verlos venir… Este viernes a mediodía Israel se disponía a recoger un pedido en Mc Donalds para llevarlo a un domicilio, dentro del servicio de Uber Eats para el que trabaja, cuando un accidente en la rotonda de calle Las Tejeras, cerca de Parque Rioja, truncó su camino.

“Yo circulaba por el carril de fuera de la rotonda y un Toyota negro, con morro y culo, entró sin respetar la preferencia del que está adentro. Para evitar chocar con él pegué un volantazo hacia adentro. En esas circunstancias la moto acabó llevándome por delante mi propio pie”, narra el accidentado, a NueveCuatroUno, postrado en su cama del Hospital San Pedro de Logroño.

Después apenas recuerda los detalles más allá de “muchísimo dolor” (peroné roto y la tibia dislocada del tobillo) y de que la mujer se bajó y le repetía “disculpe señor”. Pero nada más. Ver el estado de su pierna le hizo perder la noción de todo… Entonces llegó la Policía Local y la ambulancia y comenzó a recobrar la consciencia de lo ocurrido, pero para su sorpresa la mujer y su Toyota negro habían desaparecido. “Lo normal es que te quedes, además es una obligación, en el caso de la conducción en España, el socorrer a alguien, pero no lo hizo…”, cuenta con pesadumbre.

Por eso ahora hace un llamamiento a esta persona para que se ponga en contacto con él y “ya que no me va a reparar la avería, que al menos podamos ver el tema de los seguros, etc., porque cuando los atestados hicieron el parte ella ya no estaba…”.

Y en tales circunstancias todavía no tiene claro qué va a hacer, pero es muy probable que interponga una denuncia. “Lo tengo que consultar, porque yo tampoco quiero generar problemas a nadie, pero sí que se consideren las cosas como son: no fue una mala práctica mía, sino que su negligencia provocó que yo acabara accidentado, porque era tratar de esquivarla o chocarme contra ella, a todas luces con peor final, esta segunda opción”.

Pero, ¿y qué va a pasar con Israel ahora? Por de pronto tiene un tiempo de recuperación de dos meses mínimo, ya que ha tenido que ser operado de urgencia de la fractura del peroné. “La verdad que no sé qué va a ocurrir; espero que me cubra la baja en Uber Eats, ya que estoy contratado por horas a través de la empresa que lo gestiona”, explica.

Mexicano de bisabuela logroñesa

Si bien, este mexicano de 39 años, de bisabuela logroñesa, no trabaja solo en el reparto de comida a domicilio. “Soy productor audiovisual, con experiencia en México en canales como la FOX. Y ahora estoy como autónomo para desarrollar encargos audiovisuales, pero como no es un sector con un flujo de trabajo constante pues para complementar mi salario me metí en Uber Eats, en la primera remesa puesta en marcha en Logroño, hace un mes y medio”, explica.

Así que de lunes a domingo, con un día libre a la semana, compagina la producción audiovisual por España, atendiendo a comitivas extranjeras, aprovechando su bilingüismo por su influencia estadounidense, realizando todo tipo de tareas en este ámbito (desde operador de cámara, a decorados, a localizaciones, etc.) con su reparto de comida a domicilio por las calles logroñesas.

“La verdad que me he encontrado muy buen compañerismo en Uber Eats; estoy bien, no se gana mucho pero me ayuda a pagar el alquiler”, admite quien llegó hace tres años al lugar de donde es originaria la familia de su bisabuela: Logroño. Eran otros tiempos, entonces ella se vio obligada a emigrar a México, hoy él ha reescrito la historia familiar, por amor a una riojana que conoció en uno de sus viajes a esta tierra y ahora ya son uno más, con su pequeño.

Pero entre todos estos curiosos ingredientes se ciernen las incógnitas sobre su futuro laboral a corto-medio plazo. “Me temo que además de no saber qué pasará con Uber Eats me afectará en mis encargos audiovisuales; si bien, a pesar de todo, hay que ser optimistas, si llego a chocar contra el coche hubiera sido mucho peor. -También estoy muy agradecido al Hospital San Pedro por la atención sanitaria, por la profesionalidad… Creo que aquí tienen que valorar más el tema sanitario, porque es increíble”, concluye.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir