La Rioja

Un problema que no cesa: «Esto es una gran vergüenza»

Los vecinos de Duquesa de la Victoria están hartos, por decirlo con una palabra más suave a la que utilizan los residentes del portal número 8 de la citada calle cuando explican su pesadilla. No por repetida, la queja deja de tener validez. Y en una época como la Navidad, las quejas se acentúan porque el jolgorio nocturno es más frecuente que nunca: cenas de empresa, quedadas de amigos, Nochevieja, Nochebuena…

«Señora alcaldesa, esto es una gran vergüenza. Impuestos de… primera. Seguridad de… mierda». Es el mensaje que se puede leer en la puerta de esta casa, donde los cerca de setenta vecinos vuelven a reclamar a la primera edil, Cuca Gamarra, una solución. «Lo único que hace la policía -relata un vecino- es ponerse en la esquina de la glorieta para que no pasen los coches y se lleven por delante a algún chaval, pero no se acercan. Hemos avisado un montón de veces y pasan de nosotros».

El problema ya no es sólo el ruido por las noches y la suciedad sino el vandalismo. Recientemente, han tenido que cambiar la puerta para que no entren jóvenes al portal. No hay solución. Siguen entrando como Pedro por su casa. «Utilizan esto como servicio, baño, picadero, vomitorio, botellódromo… y fuerzan la entrada hagamos lo que hagamos», añade este indignado residente.

Las celebraciones navideñas no han hecho sino acentuar un problema que viene de lejos. Hace unas semanas, el presidente de la comunidad de vecinos, Federico Soldevilla, apuntaba en declaraciones a Diario La Rioja como uno de los principales problemas que se pueda prolongar la noche empalmando de una discoteca a otro local que sirve cervezas y comida rápida: «Crea los problemas que crea y el vecindario ve alterado su derecho al descanso y la zona en general ve resentida su convivencia».

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir