La Rioja

La calle Laurel tiene nieve cuando quiere: el rincón más navideño

La Casita de la calle Laurel cuenta con un árbol gigante, más de 8.000 bombillas y nieve cuando quiere

La calle Laurel se encuentra estos días «de bote en bote», que dicen los lugareños. La Navidad acerca a logroñeses y turistas a su corazón gastronómico para compartir ese vino pendiente antes de que acabe el año o ver a esas personas que hacía tanto tiempo que no veías. Tiempo de familia, amigos y gente cercana. Tiempo de frío (no hace mucho estas semanas). Tiempo de adornos navideños. Tiempo de nieve.

Y es que aunque ni siquiera la estación de esquí de Valdezcaray ha podido abrir sus puertas esta temporada, se da la ‘casualidad’ de que ha sido en el centro de Logroño donde más ha nevado. Concretamente, en ‘La Casita’ de la calle Laurel, ese bar fundado en 1987 por José Andrés y María Luisa, «La Gallega», que actualmente regenta su hija Esther junto a José.

No es Esther la culpable del ‘fenómeno’ meteorológico sino su marido, como explica a NueveCuatroUno: «Antes de tener el bar, teníamos una tienda de ropa y era él el que hacía el escaparate super navideño». A partir de ahí, la idea se ha ido de las manos después de cuatro años: «Está siendo un éxito tremendo». Y tanto. No hay paseo por la zona que no acabe con foto o vídeo de la fachada del local.

Un árbol más grande que nunca, más de 8.000 bombillas, bolas gigantes… y hasta farolas de parques totalmente restauradas. Todo hecho a mano por este logroñés apasionado de la Navidad, que hace ‘nevar’ en la calle Laurel cuando quiere animar el vermú entre brochetas de pulpo y langostinos a la plancha, la cena con zapatillas de jamón ibérico o simplemente una conversación entre amigos acompañados de un sorbete de limón.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir