La Rioja

La «fuerte luz» delata a dos jóvenes que cultivaban marihuana en Albelda

La Policía Nacional desmantela una importante plantación de marihuana en Albelda de Iregua

La Policía Nacional ha desmantelado una importante plantación de marihuana en Albelda de Iregua compuesta por 728 plantas. Estas se encontraban en diversos estados de crecimiento y pretendían ser distribuidas en Logroño y poblaciones limítrofes, lo que supone el mayor alijo de esta droga en el presente año.

La denominada ‘Operación Cereza’ comenzó el pasado mes de septiembre. La policía tuvo conocimiento de que en una casa de campo, situada en una finca próxima a la localidad, podría estar cultivándose marihuana debido a la fuerte iluminación en el interior del inmueble, constante durante toda la noche, así como el notorio olor percibido.

Fruto de los distintos dispositivos establecidos, se pudo comprobar cómo acudían con asiduidad y a horas intempestivas dos jóvenes que simulaban habitar la casa hasta la mencionada finca. Estos dejaban las luces exteriores encendidas, a pesar de que las persianas y ventanas se encontraban siempre cerradas y establecían fuertes medidas de seguridad en sus desplazamientos para no ser detectados por la policía.

La finca, que previamente habría sido alquilada, contaba en su perímetro con una valla de gran altura, un foso, jardineras a su alrededor y tres perros de raza peligrosa para su guarda. En el interior de la vivienda principal y en un cobertizo anexo a la misma contaba con una gran plantación de marihuana, cuyo cultivo estaba perfectamente estructurado y organizado para obtener continuas e importantes cantidades de esta droga mediante la producción de cosechas de manera regular o periódica.

Han sido incautadas gran cantidad de plantas, algunas de gran tamaño, en estado verde, así como otras plantas de menor tamaño, esquejes para futuras plantaciones y diversas cantidades de esta droga en la zona de secado. Su valor podría haber superado los 176.000 euros.

Como resultado de los registros realizados, fueron intervenidas 728 plantas de marihuana con un peso de 32 kilos y 175 gramos, 600 gramos de cogollos secos listos para su envasado y posterior venta, 2,4 gramos de hachís, numerosos efectos y aparatos utilizados en el cultivo de interior (focos, transformadores, temporizadores, termostatos, ventiladores, etc), 2 balanzas de precisión, una pistola y una escopeta de perdigones, 3 teléfonos móviles y un vehículo de alta gama.

Igualmente, fueron detenidos dos varones de 31 y 28 años, domiciliados en Logroño y Lardero, que formarían parte de un activo grupo criminal de origen rumano, encargado del abastecimiento y distribución a traficantes menores y consumidores habituales de esta droga en Logroño y localidades cercanas. Los detenidos, junto con el atestado policial elaborado, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

Comentarios
Subir