La Rioja

«Nájera salda una deuda muy importante más de 80 años después»

El cementerio civil de La Barranca ha celebrado este jueves su tradicional homenaje a los asesinados y represaliados en La Rioja a raíz de la sublevación militar que dio inicio a la Guerra Civil en 1936.

El acto ha estado protagonizado por el Ayuntamiento de Nájera, que ha cumplido lo acordado por unanimidad durante el pleno extraordinario del pasado 17 de diciembre y ha colocado una placa en memoria de los 66 najerinos asesinados, entre ellos, el alcalde Félix Morga y el teniente de alcalde Valerio Ojeda, que fueron repuestos simbólicamente en sus cargos en esa misma sesión.

El alcalde de la localidad, Jonás Olarte, ha señalado que el Ayuntamiento «salda una deuda muy importante que se tenía que haber hecho mucho antes, hace más de 80 años, pero no existía ese interés o, al menos, no se fijaba como una prioridad». En ese sentido, Olarte ha pedido «disculpas» a los familiares por no haberlo hecho antes, además de agradecer a los trece concejales su apoyo unánime en «el pleno más importante de cuantos se han celebrado en el Consistorio».

En el acto de La Barranca, los responsables de la asociación de preservación de la Memoria Histórica en La Rioja también han entregado una miniatura de las ‘Mujeres de Negro’ a Luis Brox y a su familia, por el «apoyo incondicional» que tanto él como su familia han demostrado.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir