Deportes

Javi Martínez: «Nunca me iría del Náxara a otro equipo riojano»

Javi Martínez (Nájera, 5 de septiembre de 1989) es un emblema del Náxara CD. Criado a orillas del Najerilla, pocos representan como él los valores del club. Juega de delantero y las enchufa a pares. O a tríos, que se lo digan al River Ebro. Con su último triplete, eleva su cuenta anotadora hasta las ocho dianas, el que más del Grupo XVI, seguido de cerca por Ali (7) e Imanol (7).

Su caso es especial. En su juventud, emigró a Santander, buscando una oportunidad. La encontró en el Racing B y al final acabó debutando en Primera División algunos minutos. Sin embargo, siempre se sintió mejor en su casa y volvió a Nájera. Tras otro corto periplo en Estella, también terminó retornando al municipio que le vio nacer. Y con su equipo del alma y su gente espera celebrar el sueño de alcanzar la Segunda B. Para ello entrena y trabaja día a día.

-¿Cómo está viendo el desarrollo de la temporada? Siguen invictos y aunque acumularon dos empates, ganaron sus dos últimos partidos. ¿A tope de confianza?

-La verdad que sí. Al principio con el cambio de entrenador y las modificaciones en la plantilla nos fue difícil. Varios jugadores tuvieron que abandonar el equipo por limitaciones de fichas sub-23. Pensábamos que nos costaría más adaptarnos, pero empezamos muy bien. Luego sí que es verdad que tuvimos dos tropiezos con Yagüe y Pradejón, dos equipos que tienen buenas plantillas y pueden estar relativamente arriba. Por último, nuestras dos últimas victorias frente a SD Logroñés y River Ebro nos han venido muy bien.

-Iban ganando por 0-2 en Yagüe, pero acabaron empatando en los últimos minutos. ¿Un campo muy difícil para ser visitante?

-Sí, al final es un sitio complicado. Pensamos que nos iba a ser suficiente, pero ellos creyeron en el empate y al final lo consiguieron. Rival exigente con mucha garra.

-¿Ganar a la Sociedad Deportiva Logroñés en el Mundial 82 fue un enorme refuerzo anímico, verdad?

-Cuando empieza la temporada siempre miramos los partidos grandes. Los marcamos en el calendario y es muy especial jugar contra un rival tan fuerte. Y si consigues la victoria, todavía más.

Fuente: SD Logroñés

-En lo personal, tres tantos el pasado fin de semana. Acumula ocho y es el pichichi de la competición. Debe estar contento…

-Sí, llevaba tres jornadas sin hacer gol. Aunque ya no me preocupa tanto ese tema como antes, sí que hace ilusión. Si consigues un ‘hat trick’ y el equipo gana, pues increíble. No me marco ningún objetivo a nivel goleador. Ahora soy el máximo goleador de la liga, pero considero que hay futbolistas con más gol que yo. Yo intentaré hacer los máximos posibles, pero bueno, también hay muchas otras cosas en el fútbol. Priorizo el equipo.

-En esta temporada, parece más importante cada gol que en anteriores. Casi imposible que superen los 130 que marcaron durante el curso pasado. ¿Achacable a mayor competitividad del Grupo XVI?

-La verdad es que será difícil llegar a esas cifras. Este año no estamos haciendo muchos goles, pero tampoco nos están haciendo tantos. Teníamos que mejorar la defensa. Mientras ganes, todo va bien. Creo que la liga ha dado un cambio, que cada año va ir a más. Al final, cada vez llegan los entrenadores más preparados y los jugadores también mejoran. Al final, la que progresa es la categoría.

-¿Notan ya la ‘mano’ de Roberto Ochoa en el equipo?

-Claro, llevamos unos meses ya con él y nos hemos adaptado bien a lo que busca. Es importante adaptarse pronto para que lleguen las recompensas.

-Su última goleada fue todo un golpe encima de la mesa (6-2). Hasta ahora, les costaba hacer goleadas, pero por fin lo consiguieron. ¿Satisfacción?

-No lo había pensado, pero tienes razón. En casa quieres agradar a tu gente y este año nos ha costado conseguir una victoria relajada. Hasta ahora siempre habíamos sufrido para ganar en La Salera. Y ya no sólo ganar bien, sino hacer un buen partido.

-Quizás la clave quizá resida en competir 90 minutos, sin tantas goleadas pero con más rodaje…

-El hecho de que la liga sea más competitiva ahora hace que puedas competir mejor cada fin de semana. El otro día fue un partido más cómodo de lo normal, pero aún así el River Ebro no se rindió y luchó hasta el final.

-Cuentan con una plantilla casi íntegramente riojana. Son un caso casi único en equipos de play-off. Los clubes punteros acostumbran a traer navarros y vascos para reforzarse. ¿Doble mérito?

-Sí, al final los clubes grandes suelen ser fronterizos y tienen más facilidades para fichar de otras regiones. Nosotros con gente de Logroño, Arnedo y de La Rioja Baja. Y por supuesto, los cinco de Nájera que estamos.

-Cuentan con una afición incondicional.  Más de mil socios y unas gradas que se llenan cada partido…

-No nos podemos quejar. Estamos muy contentos con el apoyo que recibimos de la gente, tanto en casa como fuera. Es difícil ir a todos los lados y más ahora que empiezan las bajas temperaturas, pero nuestra hinchada siempre responde.

-Su entrenador, Roberto Ochoa, se marca el objetivo de promoción. ¿Usted cree en un objetivo mayor o se conformaría con clasificar entre los cuatro mejores?

-No, el objetivo sigue siendo el mismo: jugar play-off, sea la plaza que sea. Aún es muy pronto, queda muchísimo. Si llega mayo y tenemos la oportunidad, lo vamos a intentar. Esta próxima jornada se enfrentan Anguiano y Haro, así que podemos beneficiarnos e incluso salir primeros otra vez. Nosotros tenemos que ganar y luego nos fijaremos en los rivales directos.

-Visitan a La Calzada en El Rollo. Colista de la competición y varios encuentros sin ganar. ¿Un partido trampa, verdad?

-Sí, sobre el papel tienes que ganar pero debes demostrarlo. Nosotros debemos salir con la mentalidad de los últimos fines de semana, ya que hemos mejorado en este aspecto. A tope desde el minuto 1, porque si no demuestras el 100%, cualquier equipo te gana o te empata.

-¿Cuál cree que es el equipo más fuerte contra el que ha jugado en lo que va de liga?

-El Haro me pareció un gran equipo. Era la segunda jornada y no estábamos al 100% pero me dejó grandes sensaciones. Luego Pradejón y River Ebro me agradaron. Y la SD Logroñés, por supuesto. Yo me pongo a analizar la plantilla que tiene (once+cambios) y creo que es un plantillón. Están algo por debajo de lo esperado, pero es muy pronto y David Ochoa es un gran entrenador.

-Parece que este año hay más invitados a la fiesta del play-off, sobre todo por la cuarta plaza. ¿Cómo lo ve?

Sí, hay algunos equipos que a principio de temporada nunca los tienes en cuenta, pero ellos nos demuestran que pueden hacerlo.  Sacan puntos a casi todos, ganan muchos partidos. Esa plaza está para muchos equipos, desde los que estamos ahora mismo arriba (Haro, Anguiano, Náxara y SD Logroñés). Pero también hay que contar con Alfaro, Arnedo, Varea y UD Logroñés. También veo en la pelea a Pradejón, Yagüe y River. Muchos candidatos.

-¿Ha repercutido notablemente en las arcas de los clubes los ingresos de TV?

Bueno, en nuestro caso tampoco hemos notado tanto. Este año nos ha costado fichar jugadores, de hecho tenemos aún dos fichas libres. Así que nuestro club igual lo ha invertido en otras cosas.

-¿Cuántas veces jugó fuera de Nájera en su carrera?

-La primera vez estuve en la cantera del Racing de Santander. Primero en el Racing B y luego logré debutar con el primer equipo en Primera División, aunque cuatro ratillos. Luego estuve medio año en el Izarra de Estella. Al final, soy del pueblo, estoy con mis amigos y me gusta jugar ahí. Nunca me he planteado estar en otro equipo dentro de nuestra comunidad. Estoy muy contento.

-¿Su sueño será llegar a Segunda B con el equipo de su pueblo, verdad?

-Sí, claro que sueñas. Pero es algo muy lejano, hay que hacer las cosas muy bien y tener mucha suerte en la promoción. Hace dos años lo tocamos con las manos en Tafalla (frente a la Peña Sport). Pero al final sabemos que es muy complicado.

Comentarios
Subir