Deportes

La Unión Deportiva Logroñés es tu madre

Fotos: Gimnástica de Torrelavega | Twitter

Las madres tienen una respuesta para todo. Y si no la tienen, la improvisan con una fórmula insuperable. Protestas… y te rematan a las primeras de cambio para cerrar lo que pretendías por tu parte fuera una discusión: ni paga ni ‘pago’. Y este truco de madre lo llevan hasta escenarios imposibles: ni pero ni ‘pera’, ni sí ni ‘so’… Imposible llevar razón ante semejante argumentario: ni tan siquiera se le puede rebatir con este girito.

Ahora mismo, la Unión Deportiva Logroñés es como si fuera tu madre. Tratas de discutir con ella, de advertirle que no estás de acuerdo con muchas cosas, que no tiene razón; que no, que los nuevos tiempos exigen otras cosas. Pero ella, experimentada, te calla la boca con buenos resultados. Diez puntos de los últimos doce en juego. Y asunto arreglado… por el momento.

Ni falta de gol ni ‘gola’, y Sergio Rodríguez descansa con cierto alivio, porque su equipo es capaz de mantener la portería a cero con bastante regularidad y con un golito saca adelante los partidos; y si no acierta, pues al menos suma un punto.

Ni fichajes ni ‘fichajos’, Sergio Rodríguez continúa ganando tiempo para restablecer una normalidad que desde fuera parece difícilmente alcanzable. Con o sin buenos resultados.

Ni ausencia de juego ni ‘juega’. Porque la Unión Deportiva Logroñés del ‘proyectazo’ para subir a Segunda ha sufrido como cualquier adolescente a la cinco de la mañana tratando de meter las llaves en la cerradura de ‘casa padres’ sin levantar sospechas. La ruidera que hace este equipo es monumental, se observan sus debilidades en cada lance, pero poco se le puede decir en estos momentos porque aprueba los exámenes, y cumple el primer criterio de buen hijo: ganar sus partidos.

Gana partidos y tiempo a la espera de observar hacia dónde evolucionan las cosas y los resultados. Porque tras la Copa del Rey no ha habido perdón para los grandes fichajes. Han visto el partido desde el banquillo, y han continuado jugando esos a los que se le advertía a principio de temporada un papel secundario como Juan Iglesias, Bobadilla, Víctor López… Porque los resultados están acompañando, y no conviene tocar lo que está funcionando: esto se aprende en primero de ser entrenador. Es así. El resto deberá esperar una nueva oportunidad. El resto, que en principio son esos jugadores que además de dar victorias debían ayudar a dar estilo y proyección a un juego que está lejos de tener estilo y cierta proyección.

Ahora el asunto consiste en sufrir, en replegarse, en despejar, en defender, en presionar, y en esperar un lance para marcar y ganar. Llegó tras un penalti sobre Víctor López. Sergio Rodríguez ha explicado que no lo pitó por falta de Luis Alberto sobre Víctor López. «Fue por una mano clara»: ni favor ni ‘favora’ arbitral que valga. Ha marcado Andy Rodríguez en el minuto 31 para dar carpetazo a un primer cuarto de hora horrible de los riojanos, que volvieron a hacerlo casi todo de nuevo mal. Pero la Gimnástica no es el Barakaldo y se ha estrellado contra sus propias limitaciones ofensivas.

Ni perdonar ni ‘perdonor’. «Hemos tenido varias claras para haber marcado el segundo», ha señalado Sergio. Y razón lleva. La ha tenido en dos ocasiones Rubén Martínez, que debería, además de defender con tanto nivel, exigirse un poco más a la hora de definir ante el meta contrario. El equipo necesita acertar más que nunca ya que juega tan mal como hacía mucho tiempo.

Ni Miguel ni ‘Migal’. «Para eso tenemos dos grandes porteros», ha apuntado Sergio Rodríguez. Porque Miguel Martínez de Corta se ha vuelto a vestir de héroe. Dos grandes paradas suyas le han dado al equipo tres puntos para coger más aire. La primera a disparo de Rozas en la segunda parte; y la segunda, en el tiempo de descuento, con El Malecón ya celebrando el remate de cabeza a gol de Cristian. Ha volado Miguel para despejarlo cuando nadie le esperaba por allí. Ni gol ni ‘gola’, pues Miguel empieza a tener cara de madre, que aguanta todas las críticas por amor a una hijos, a veces rebeldes y excesivamente exigentes e injustos. Pero, no pasa nada, como buena madre no nos reprocha nada.

Ficha técnica

Gimnástica de Torrelavega: Álex Ruiz; Fer, Cristian, Bardanca, Camus; Vitienes, Cusi, Luis Alberto, Fermín (Rozas, min. 63); Cagigas (Barbero, min. 73) y Primo (Víctor, min. 85).

UD Logroñés: Miguel; Juan Iglesias, Caneda, Bobadilla, Flaño; Víctor López (César Remón, min. 74), Andy, Salvador, Rubén Martínez (Borja Sánchez, min. 81); Olaetxea (Santamaría, min. 90) y Marcos André.

Gol: 0-1, min. 32: Andy, de penalti.

Árbitro: Jon Ander González Esteban (Comité Vasco). Amonestó a los locales Primo (min. 30), Cristian (min. 30) y Bardanca (min. 62) y al visitante Caneda (min. 7).

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir